TRABAJADORES. A la protesta también se unieron trabajadores latinos. Según datos de Poor People´s Campaing 16% de los empleados mal pagados en el país son latinos/Carmen Rodríguez ETL

Miles de personas marcharon en Washington DC y se concentraron frente al Capitolio, en la asamblea organizaciones de derechos humanos Poor People’s Campaign para exigir la regulación de los salarios justos y la garantía de los derechos de los grupos que “históricamente han sido marginados” en el país.

Según datos de la asamblea, 39 millones de trabajadores reciben un salario menor a $15 por hora. La información señala que el 16% de los afectados son personas de origen latino e inmigrantes hispanos.

“Estamos aquí, no nos vamos, somos negros, somos cafés, somos latinos, somos inmigrantes que merecemos que se reconozcan nuestros derechos. Nuestros hijos merecen tener una vida digna, nuestros adultos mayores merecen tener acceso a la salud, nuestros jóvenes merecen tener acceso a la educación. Es tiempo de que los políticos actúen para garantizar nuestros derechos”, dijo el reverendo William J. Barber, vicepresidente del movimiento y presidente de Repairs of the Breach.

La campaña señala también que anualmente 25 mil personas mueren debido a las condiciones de pobreza o a la falta de acceso a la salud en el país y es por eso que las organizaciones exigen al gobierno y a los representantes a tomar atención al problema de la falta de recursos que -cree la organización- aumentará y se agravará debido a la inflación económica proyectada para los próximos meses.

El Reverendo Barber, además, dijo que el gobierno federal y los gobiernos locales tienen la obligación de ocuparse de crear medidas y políticas para evitar que la cifra de personas sin hogar o que están a punto de quedar en situación de indigencia.

Los datos del grupo señalan que 10 millones de personas están en situación de calle.

Iyalorisha Sonsiris Efuntayo, sacerdotisa Obatalá, dijo que las denominaciones religiosas que se han sumado al movimiento, están protestando con amor y con pena por los más necesitados. “Cuando avanzamos con amor y pensamos con amor en los demás avanzamos”, señaló.

Por su parte, Mirtala Molina, una trabajadora que viajó desde Florida para la asamblea, dijo que este es el momento en el que los latinos se deben sumar a todos los esfuerzos que están enfocados en la protección de los derechos civiles y de los trabajadores.

“Es tiempo de que los hispanos nos unamos. Hay mucha pobreza e injusticia en nuestros países por eso tenemos que sumarnos y luchar en unión”, señaló.