Precios de la gasolina en una estación de Nueva York a mediados de mayo. FOTO: Bloomberg por Stephanie Keith.

El aumento de los precios de la gasolina ha pesado sobre los automovilistas de todos los estados este año, pero la carga no se ha distribuido de manera uniforme.

Este año, el incremento de los precios de la gasolina ha afectado a los automovilistas de todos los estados al encarecer la vida cotidiana de muchas maneras. A pesar de ello, la carga no se ha distribuido uniformemente.

Los californianos estaban pagando más de $5 por galón meses antes de que el promedio nacional lo alcanzara el 11 de junio. En Chicago, el promedio roza los $6, pero sigue siendo casi un dólar más barata en el resto de Illinois. El costo del combustible en las zonas rurales del sureste y el medio oeste está muy por detrás del de sus equivalentes costeros.

Entonces, ¿por qué el costo de la gasolina difiere tanto de una zona a otra? Los economistas lo atribuyen a una serie de fuerzas relacionadas con las cadenas de suministro, el costo local de hacer negocios, los impuestos y la política medioambiental, entre otros factores.

El petróleo crudo es una materia prima global, cuyos precios se fijan en función de la oferta y la demanda. Sin embargo, también hay que transportarlo a una refinería, procesarlo y enviarlo a las estaciones de servicio, que tienen sus propios costos de funcionamiento. Cada eslabón de esa cadena se refleja en lo que pagan los consumidores en la gasolinera y ese costo varía significativamente según el lugar.

Hay una gran variabilidad entre los precios de la gasolina en los diferentes estados. FUENTE: Washington Post.

El grueso de la capacidad de refinado de EEUU se encuentra en la Costa del Golfo, especialmente en Texas y Luisiana, según Pavel Molchanov, director y analista de investigación de renta variable de Raymond James, un banco de inversión y empresa de servicios financieros. Una gasolinera situada lejos de una refinería puede experimentar un sobreprecio considerable, dice.

"Suministrar gasolina en Texas es obviamente más barato, porque las refinerías están allí mismo", dijo Molchanov. "En los lugares donde no hay refinerías, el combustible tiene que entregarse tal vez a miles de kilómetros y eso cuesta más".

La Costa Este, por ejemplo, se beneficia de una amplia red de oleoductos que transportan gasolina y combustible para aviones; el más grande es Colonial Pipeline, que se extiende desde Houston hasta Nueva York. No obstante, esa situación no puede repetirse en la Costa Oeste, porque las Montañas Rocosas impiden un acceso similar a las refinerías de la Costa del Golfo.

Los impuestos también influyen en gran medida: Todos los automovilistas pagan un impuesto federal sobre la gasolina de 18 centavos por galón, pero los estados añaden sus propios gravámenes, que generalmente se utilizan para financiar proyectos de infraestructura y pueden variar considerablemente.

El mapa muestra algunas de las rutas de transporte para llevar gasolina desde las refinerías hasta los surtidores. FUENTE: Washington Post.

Los conductores de la Costa Oeste pagan algunos de los impuestos estatales sobre el combustible más altos del país, según la Federación de Administradores Tributarios. Esto supone casi 57 centavos por galón en California, 49 centavos en Washington y 38 centavos en Oregón.

Aún así, la tasa impositiva estatal más alta corresponde a Pensilvania, con 58 centavos por galón. La más baja se encuentra en Alaska, con unos 9 centavos.

A medida que los precios de los combustibles han ido subiendo, algunos estados, como Florida, Nueva York y Georgia, han pausado sus impuestos sobre la gasolina durante parte de 2022.

La normativa sobre energías limpias puede aumentar los costos a nivel estatal y local. La normativa que regula la mezcla de sustancias químicas denominada "gasolina" hace que las gasolineras tengan que pagar más en algunos estados para servir combustible de combustión más limpia.

Por ejemplo, la Junta de Recursos del Aire de California mantiene una serie de requisitos que se refieren a la formulación específica que los productores e importadores de gasolina pueden vender en el estado; se aplican normas estrictas a productos químicos como el benceno, el formaldehído y el azufre. En consecuencia, el Estado importa mucha gasolina del Medio Oriente, según el jefe de análisis de petróleo de GasBuddy, Patrick De Haan.

"California es una isla petrolera, por así decirlo", dice De Haan.

La normativa sobre la llamada gasolina de combustión limpia, o CBG por sus siglas en inglés, también puede entrar en juego en los distintos estados. Los estándares de cumplimiento para minoristas que aplica Arizona para la gasolina imponen restricciones más estrictas a Phoenix y sus alrededores, por ejemplo, mientras que Tucson y otras partes del estado tienen requisitos menos severos.

La gasolina en el condado de Maricopa, donde se encuentra Phoenix, cuesta casi $5,70 el galón en promedio. Sin embargo, sigue siendo menos de $5 en los condados vecinos de Yuma y Pima.

- - -

Nota:  Los datos sobre los precios nacionales y estatales de la gasolina proceden de la AAA. Las ubicaciones de las refinerías de petróleo y los oleoductos, junto con la capacidad de procesamiento, provienen de la Asociación de Información Energética de EEUU . El dato de la capacidad de procesamiento es al 1 de enero de 2021 y se indica en barriles por día operativo o la cantidad máxima que una refinería podría producir si funcionara a plena capacidad todo el día. La Federación de Administradores Tributarios facilitó los datos de las tasas impositivas estatales.

Washington Post -  Aaron Gregg, Laris Karklis y Adrian Blanco

Lea el artículo original aquí.