Foto: Referencial | Archivo

Nueve altos funcionarios de la Patrulla Fronteriza durante los gobiernos de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump, intercedieron ante el Gobierno de Joe Biden para evitar que sean disciplinados los agentes investigados por azotar a migrantes haitianos en septiembre de 2021 en Del Río, Texas.

Una carta firmada por cuatro jefes de la Patrulla Fronteriza y otros cinco funcionarios de alto rango que sirvieron durante los mandatos de los presidentes antes mencionados, fue enviada el martes 21 de junio, al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

  • En el documento manifestaron sentirse seriamente preocupados por un informe que asegura que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tiene planes de castigar a los agentes involucrados en el incidente pese a las protestas de que ellos no son culpables de ningún delito.
  • Rechazaron que el presidente Biden y su vicepresidenta, Kamala Harris, hayan hecho declaraciones sobre las consecuencias de esos actos suponiendo el resultado de la investigación, por esta razón pidieron garantizar una revisión justa e imparcial de los hechos.

Un caso con dos versiones. Este documento fue enviado a manos de Mayorkas una semana luego de que fuentes comentaran al Washington Examiner que investigadores de Aduanas y Protección de Fronteras de EEUU (CBP, por sus siglas en inglés), planeaban señalar "violaciones administrativas" contra agentes federales que presuntamente azotaron a los migrantes haitianos que cruzaban el Río Grande.

  • Biden y Harris denunciaron públicamente a los agentes, lo que, según los exfuncionarios de la Patrulla Fronteriza, genere más presión a los investigadores.
  • Kamala Harris se refirió directamente a las fotos que presuntamente inculpan a los agentes. En una entrevista concedida a The View, el 25 de septiembre de 2021, afirmó que estas imágenes invocaban "algunos de los peores momentos de la historia".
  • Sin embargo, la otra cara de la moneda es que el fotógrafo que tomó las imágenes, dijo que estas fueron malinterpretadas, al tiempo que negó haber visto a los agentes azotar a nadie.
  • Pese a la orden de que la investigación fuera rápida, los resultados no se han visto en casi 9 meses. A esto el sindicato de la Patrulla Fronteriza ha declarado que a los agentes no se les dota de látigos.

Los exjefes nacionales que pusieron su rúbrica en la carta son: David Aguilar, Michael Fisher, Ronald Vitiello y Rodney Scott.

Los otros cinco son agentes jefes de patrulla que supervisaban varias regiones de las fronteras norte y sur de EEUU: Robert Harris, Anthony Porvaznik, Paul Beeson, Jesse Shaw y John Pfeifer.

Fuente principal: Washington Examiner