Para el primer carro, el presupuesto es esencial | Foto: Cortesía Pexels

La industria automotriz se enfrenta actualmente a varios retos, pues los inventarios se encuentran en niveles muy bajos, la cadena de suministro y la producción presentan retrasos; dejando a los consumidores con una ardua labor para lograr adquirir un automóvil nuevo, una camioneta o un vehículo utilitario deportivo (SUV, por sus siglas en inglés) popular.

Hay compradores que están decididos a pagar el precio de etiqueta en el actual mercado y para poder hacerlo deben incluso viajar miles de millas para lograr su cometido.

Precios por los cielos. La demanda por encima de la oferta ha traído como consecuencia que los precios de los automóviles se hayan disparado.

  • El precio promedio de un carro nuevo en mayo fue de $47 mil 148, lo que significa un incremento de más del 13% desde mayo de 2021, asegura la empresa de valoración de vehículos e investigación automotriz, Kelley Blue Book.
  • Por su parte, los precios de los vehículos eléctricos crecieron un 15% año tras año, misma suerte que tuvieron los híbridos, que registró un 18% de incremento en su valor.
  • El salto de los precios están impulsando un máximo de cuatro décadas en la inflación al consumidor.

Las experiencias. El usuario Michael Rathjen decidió buscar un carro híbrido basado en el precio minorista sugerido por el fabricante MSRP, y no pagar los $10 mil demás exigidos por un concesionario de automóviles. Para poder tenerlo, emprendió una búsqueda que le llevó ocho meses y lo alejó 3 mil millas de su casa.

  • Contó que llamó a todo el país y finalmente perdió la esperanza: "No voy a encontrar un distribuidor que venda en MSRP", sin embargo, siguió intentando hasta que logró hallarlo en Vermont.
  • En mayo, Rathjen voló a Burlington, Vermont, con el fin de pasar buscando su nuevo Toyota EAV4 Prime. Pagó $51 mil por el modelo premium completamente de equipado.
  • El viaje para regresar a casa con su nueva adquisición, duró ocho días, incluyendo algunas paradas para ver algunos lugares que le parecían interesantes y visitar amigos.

Todo por el carro de sus sueños. El director de ventas de Heritage Automotive Group, que opera consecionarios Toyota y Ford en Burliington, Ryan Denecker, aseguró que en la actualidad si el vehículo es el correcto "no hay límites en cuanto a lo lejos que llegará la gente".

  • Esta empresa solía tener de 500 a 700 automóviles disponibles para la venta, con lotes llenos de carros, SUV y camionetas. Sin embargo, en la actualidad esos lotes se encuentran casi vacíos y los clientes deben hacer un depósito y esperar de 2 a 12 meses a que llegue su vehículo.
  • Para Denecker, quien asegura tener experiencia desde finales de los años 90, "este es un paisaje como nunca antes había visto", pues la oferta se está reduciendo en un momento en el que la demanda es fuerte.

Factores que influyeron. Las medidas de cerrar por el COVID-19 hace dos años, frenaron la cadena de suministro de automóviles, provocando una desaceleración de la que la industria aún no se ha podido recuperar.

  • La invasión de Rusia a Ucrania también afectó una situación que ya venia registrándose con respecto a los chips semiconductores necesarios para los automóviles con alta digitalización; pues la demanda supera por mucho a la oferta.
  • Ucrania es un gran proveedor de gas de neón, usado para los láseres que tallan pequeños trozos de silicio que sirve para hacer chips semiconductores.
  • La escasez de mano de obra en las fábricas y los puertos estadounidenses, también se han sumado a los problemas de la industria automotriz.

Fuente principal: The Guardian

ÚLTIMAS NOTICIAS