Cassidy Hutchinson, asistente del entonces jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, describe las acciones del expresidente estadounidense Donald Trump durante una audiencia del Comité del 6 de enero el 28 de junio de 2022 | Foto EFE/EPA/MANDEL NGAN / POOL

Un retrato del comportamiento agresivo del expresidente Donald Trump durante el 6 de enero de 2021 surgió en la sexta audiencia del comité del 6 de enero, en la que testificó una asistente del jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows.

Cassidy Hutchinson fue la testigo estrella el miércoles en una sesión que se programó repentinamente para mostrar los hallazgos sobre lo que sucedió en la Casa Blanca el día del asalto al Capitolio.

El testimonio. Hutchison afirmó que el entonces presidente sabía que la multitud que rodeó el Capitolio el 6 de enero estaba armada y podía volverse violenta, pero aún así los animó a marchar.

  • También indicó que Trump estaba furioso porque obligaban a los asistentes a la manifestación a pasar por magnetómetros.
  • Señaló que Trump dijo que no le importaba si las personas estaban armadas. “No están aquí para lastimarme. Quita las revistas. Dejen entrar a la gente, pueden marchar al Capitolio desde aquí'”, dijo el expresidente.
  • Hutchison contó que Meadows se acercó a Trump para informarle que los alborotadores estaban muy cerca de la Policía del Capitolio y dijo que Trump “casi no tuvo reacción”.
  • La ira del expresidente surgió cuando, después de culminar su discurso en el Ellipse, le dijeron que no podía ir al Capitolio por motivos de seguridad.
  • “Dijo algo así como ‘soy el maldito presidente, llévame al Capitolio ahora’”, testificó Hutchison.
  • Describió que, en ese momento, el entonces presidente se abalanzó a la parte delantera del carro e intentó tomar el volante.

Urgencia solo entre los asistentes. Hutchison contó que ella y otros asistentes de la Casa Blanca estaban pendientes de la televisión, viendo como los manifestantes se tornaban más violentos en el Capitolio.

  • En un momento, el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, irrumpió en la sala y le pidió a Mark Meadows que hablaran juntos con Trump.
  • Hutchison dijo que Meadows le respondió que Trump no quería hacer nada.
  • Cipollone le dijo a Meadows, según Hutchinson: “Hay que hacer algo o la gente va a morir y la sangre va a estar en tus malditas manos. Esto se está saliendo de control. Voy a bajar allí”.
  • Después de que los manifestantes entraron al Capitolio, Meadows le dictó a Hutchison una declaración que esperaba que Trump hiciera pública, en que se calificaba como “ilegales” las acciones de los alborotadores en el Capitolio.
  • Pero ese comunicado nunca fue publicado.

Fuente principal de la noticia: The New York Times.

ÚLTIMAS NOTICIAS