Foto: Cortesía Airbnb

La empresa en línea de alojamiento, Airbnb, extendió permanentemente la prohibición de fiestas anunciada en los primeros meses de la pandemia.

Enfatizó en la eficacia que esta medida, implementada en agosto de 2020 para hacer cumplir el distanciamiento social, tuvo para detener las reuniones celebradas sin autorización y por ende minimizar la propagación COVID-19.

En este sentido, la compañía también hizo seguimiento de clientes que realizaban fiestas no autorizadas en las casas alquiladas desde su plataforma. Los resultados son que la tasa de informes de fiestas ha mostrado una disminución interanual del 44%.

Qué dice la empresa. Airbnb asegura que con el pasar del tiempo, la prohibición de fiestas "se convirtió en algo mas que una medida de salud pública", pues considera que es una política comunitaria "fundamental para apoyar a nuestros anfitriones y sus vecinos".

  • Las personas que intenten violar las reglas afrontarán consecuencias, que, pueden ir desde la suspensión de sus cuentas, hasta su completa eliminación de la plataforma.
  • Durante el año 2021, fueron suspendidas 6 mil 600 personas por intentar infringir esta norma.

Los antecedentes. Esta política fue implementada en el marco de los esfuerzos que la empresa había hecho anteriormente para tomar medidas en contra de las fiestas no autorizadas; entre ellas está la de que los usuarios menores de 25 años deben reservar listados completos de casas en su área si no cuentan con historial de críticas positivas.

  • Aunque el negocio de Airbnb se llegó a ver afectado al comienzo de la pandemia, desde entonces ha experimentado un aumento en la demanda de sus servicios.
  • Hasta marzo de 2022, Airbnb obtuvo $1 mil 500 millones, lo que significa un aumento del 70% en comparación al año anterior.

Fuente principal: CNN Business

ÚLTIMAS NOTICIAS