Miguel Cabrera / Foto captura de MLB Network
COMPARTE

Terminó la primera mitad de temporada en la MLB. La afición se prepara para disfrutar ahora del Juego de Estrellas y del frenético mercado de cambios, que arreciará conforme se acerque la emblemática fecha del 31 de julio. Allí, a tiro de piedra, está ya la recta final.

Han sido tres meses de emociones y sorpresas en las Grandes Ligas. Y toca repasar las cinco notas más altas, ahora que todos los equipos se aprestan a pelear en la segunda parte del calendario.

YANQUIS, IMPERIO EN CIERNES

El récord de los Yanquis basta y sobra para reconocerlos como el mejor equipo de la primera mitad de campaña. No es poca cosa, eso de ganar 61 veces en 85 encuentros (.718 de porcentaje).

Pero hay más. Mucho más. La tropa de Aaron Boone anota más carreras por juego que nadie (5,22) y tiene la segunda mejor efectividad global (2.97). Y aunque los Dodgers, Astros, Mets y Bravos tuvieron sólidos desepeños, el segundo club más ganador está a cinco victorias por debajo de los Bombarderos del Bronx.

Dos son las claves para Boone y los suyos. La buena salud de sus peloteros, en general, contradice la larga historia de problemas médicos sufridos por sus principales estrellas en el último lustro. Aaron Judge, Giancarlo Stanton y compañía han podido producir, al fin, lo que de ellos se espera. Y el pitcheo, claro. Un bullpen que siempre era bueno protege ahora las actuaciones de una rotación temible, sin bajas, donde nadie tiene promedio superior a 3.63 (la media de la MLB es 3.99).

LA EXPLOSIÓN DE PAUL GOLDSCHMIDT

Ha sido un año difícil para los bateadores. El cambio en las pelotas, al emplear un humidificador en cada estadio, ha tirado hacia la baja el promedio de carreras por cotejo. Pero sí, hay actuaciones clamorosas con el madero, protagonistas rotundos de esta primera mitad.

Judge sacudió 30 jonrones y amenaza el récord que Roger Maris impuso en su franquicia. El cubano Yordan Álvarez es el motor ofensivo de los Astros con sus promedios de .306/.405/.653, además de 26 cuadrangulares y 196 de OPS+. Y es verdad que los dominicanos Rafael Devers y Manny Machado han cargado con los Medias Rojas y Padres.

Nadie iguala, sin embargo, lo hecho por Paul Godschmidt.

Es líder de la Liga Nacional en bateo, OBP, slugging y OPS (.340/.423/.610/1.032). Es el pelotero con mejor WAR en la cuenta de Baseball Reference durante esta mitad (4.8). Y su defensiva es una joya en la inicial.

Goldschmidt, además, es el toletero con más hits en toda la MLB (107), tiene 19 bombazos, 65 remolques y encabeza su circuito con 61 anotadas y 192 bases alcanzadas. Brutal.

EL SORPRENDENTE TONY GONSOLIN

El dominicano Sandy Alcántara ha sido un verdadero as con los Marlis. El veterano Justin Verlander ha vuelto a la carga después de dos torneos perdidos por causa de la Cirugía Tommy John. Shane McClanahan es un legítimo candidato al premio Cy Young. Pero nada se compara con la primera mitad de Tony Gonsolin.

El derecho de los Dodgers había mostrado su talento en el pasado. Pero lo de 2022 raya lo absurdo.

Tiene récord de 11-0 (líder de todo el beisbol), porcentaje de 1.000 (líder de todo el beisbol), efectividad de 1.62 (líder de todo el beisbol), WHIP de 0.80 (líder de todo el beisbol) y efectividad ajustada de 256 (líder de todo el beisbol).

Permite apenas 4,9 hits por cada nueve entradas (líder de todo el beisbol) y no está en lo más alto en WAR debido a que no suma tantos episodios ni es una máquina de ponchar (80 en 88.2 innings). Pero cuesta no usarlo como estandarte de estos tiempos en los que el pitcheo manda en la MLB.

OHTANI POR DUPLICADO

El japonés Shohei Ohtani también es protagonista rotundo en la primera mitad. Y su doble rol le pone rumbo a otro premio como MVP.

Ohtani tiene el mejor bWAR de la Liga Americana, con 4.4. Es verdad que no se ayuda con la defensa, porque es bateador designado. Pero ha sacudido 19 jonrones, con 54 remolques y 10 bases robadas.

Esa producción con el madero se magnifica al recordar que el nipón es el mejor serpentinero en la rotación de los Ángeles, con registro de 8-4, 2.44 de efectividad y 111 ponchess en 81.0 actos).

Como pitcher, merece consideración para el Cy Young. Como toletero, acaba de ser elegido abridor para el Juego de Estrellas.

MIGUEL CABRERA

Somos afortunados. El dominicano Albert Pujols y el puertorriqueño Yadier Molina viven la temporada final de sus carreras y nos quedan tres meses de sinceros aplausos para esas dos leyendas que se van por la puerta grande. Pero, además, somos testigos del resurgir de uno de los mejores bates de la historia: el de Miguel Cabrera.

El venezolano superó los 3.000 hits y los 600 dobles. Ya tenía 500 jonrones, average de por vida sobre .300 y una Triple Corona. Nadie más ha logrado poner todo eso junto en la historia de las Grandes Ligas. Nadie.

Y Cabrera está sumando números mientras pelea por los primeros puestos en el departamento de bateo de la Americana. Cierra la semana exactamente en .300, ubicado en la décima plaza, mientras supera a diario a otras leyendas en departamentos tan variados como el de las empujadas, las bases alcanzadas y los hits.

El venezolano ha sido la noticia más seguida por millones de aficionados en esta primera mitad. Paso a paso, sigue pavimentando el camino que lleva al Salón de la Fama.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS