El ultraderechista Steve Bannon, quien fuera asesor del expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021), en una fotografía de archivo | Foto EFE/EPA/Michael Reynolds
COMPARTE

Hasta el sábado, el exestratega y aliado de Trump, Steve Bannon, era uno de los principales desafiantes del comité del 6 de enero. Se convirtió en el primero en ser acusado formalmente por el Departamento de Justicia por dos cargos de desacato al Congreso al no cumplir con la citación del panel.

Pero con su juicio cerca —está programado para el 18 de julio—, posibilidades de cárcel y grandes multas, ahora Bannon está dispuesto a testificar ante el panel de la Cámara de Representantes, cuyo último mes ha organizado seis audiencias públicas para mostrar los hallazgos de su investigación sobre el asalto al Capitolio.

Bannon fue acusado por el DOJ en noviembre de 2021 de un cargo de desacato relacionado con su negativa a comparecer para una declaración y otro relacionado con su negativa a presentar documentos. Cada cargo de desacato al Congreso conlleva un mínimo de 30 días y un máximo de un año de cárcel, así como una multa de $100 a $100 mil.

A testificar. El abogado de Bannon, Robert J. Costello, dijo en una carta al representante Bennie Thompson, presidente del panel, que su cliente “está dispuesto, y de hecho prefiere, testificar en su audiencia pública”.

  • La decisión de Bannon de testificar se produjo después de que el expresidente Donald Trump le enviara una carta diciendo que renunciara al privilegio ejecutivo, un poder que tiene un presidente para retener cierta información interna del poder ejecutivo, especialmente comunicaciones confidenciales que lo involucraban a él o a sus principales asesores.
  • “Nuestra posición sobre el comité permanece sin cambios, pero el presidente Trump quiere que el señor Bannon le diga la verdad al comité”, dijo Costello el domingo. Agregó que Bannon planeaba proporcionar al comité documentos y testimonios.
  • La carta de Trump refleja la frustración del expresidente con las revelaciones que surgen de las audiencias y su impacto entre los estadounidenses. Además, muestra su entusiasmo para que sus aliados puedan presentar su versión del caso en las audiencias públicas.
  • El comité del 6 de enero aún no ha respondido la solicitud de Bannon, pero sus miembros indicaron que cualquier entrevista con él se llevaría a cabo a puerta cerrada.

El juicio sigue en pie. El Departamento de Justicia dijo este lunes que el cambio de opinión de Steve Bannon es “irrelevante” para determinar si será procesado por desacato.

“Los esfuerzos de última hora del acusado para testificar, casi nueve meses después de su incumplimiento —todavía no ha hecho ningún esfuerzo por producir registros— son irrelevantes para determinar si se negó deliberadamente a cumplir en octubre de 2021 con la citación del Comité Selecto”, escribieron fiscales federales.

El interés de Bannon. En septiembre de 2021, el comité del 6 de enero emitió una ronda de citaciones a personas con estrechos vínculos con el expresidente Trump, entre ellos Steve Bannon.

  • Bannon fue estratega y consejero de Trump y dejó la Casa Blanca en 2017. En los días posteriores a las elecciones de 2020 ya era un ciudadano privado.
  • El comité del 6 de enero dijo al citarlo que consideraba que podría tener información relevante sobre las actividades que condujeron al asalto al Capitolio.
  • Nombraron, por ejemplo, que Bannon estuvo en el Hotel Willard el 5 de enero de 2021 durante los esfuerzos que se realizaron para persuadir a miembros del Congreso a bloquear la certificación de los votos electorales al día siguiente. Ese mismo día en su programa de radio dijo que “mañana se desatará el infierno”, refiriéndose al 6 de enero.
  • Indicaron además que sostuvo comunicaciones con el expresidente Trump el 30 de diciembre de 2020, instándolo a centrar sus esfuerzos en el 6 de enero.
  • Aunque Bannon y sus abogados invocaron el privilegio ejecutivo como una forma para evitar que testificara el año pasado, este fue puesto en duda ya que no trabajaba para la Casa Blanca en ese entonces.

Fuente principal de la noticia: The New York Times

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS