Foto: Archivo

El Gobierno del presidente Joe Biden advirtió este miércoles a las farmacias estadounidenses que deben vender pastillas abortivas a las clientas que las requieran.

El comunicado emitido por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, se hizo público luego de que medios denunciaran casos en los que se niega la adquisición de las pastillas desde que el Tribunal Supremo anuló el Roe vs Wade, el pasado 24 de junio.

  • El Departamento de Salud reiteró a las farmacias estadounidenses que, según las leyes federales de derechos civiles, están obligadas a no discriminar y garantizar el acceso a los servicios de salud reproductiva integrales.

Segundo llamado. Xavier Becerra, quien dirige al Departamento de Salud, indica por segunda vez en esta semana al sector algo relacionado con el derecho al aborto; el pasado lunes dirigió una carta a los médicos en EEUU para que tengan presente que los abortos deben hacerse en caso de que haya una emergencia médica para la madre. Independientemente de lo que designen las leyes de cada estado.

  • En este caso, y en el marco de la ley federal, si un médico no realiza un aborto a una madre cuya vida está en riesgo, deberá afrontar consecuencias penales.
  • Agrega que la ley federal tiene más alcance que cualquier ley estatal y que prohíba el aborto.

Tomando acciones. Este aviso está enmarcado en la solicitud de Biden a su administración para tomar acciones a favor de proteger el acceso a los servicios de salud reproductiva luego del fallo del Tribunal Supremo.

  • El presidente llamó a Becerra a incrementar el acceso a las pastillas abortivas, y garantizar que todos los pacientes puedan acceder a servicios médicos de emergencia.
  • Tanto la Casa Blanca como el fiscal general de EEUU, prometieron que organizarían un equipo de abogados y entidades cívicas que defiendan a pacientes, proveedores y terceros que procuren acceder u ofrecer servicios de salud reproductiva en el país.

Fuente principal: EFE

ÚLTIMAS NOTICIAS