CANDIDATOS. Madre e hijo consideran que la participación de los latinos anima a otros latinos a involucrarse en las elecciones. | Foto: cortesía.
COMPARTE

Grace Rivera-Oven, reconocida lideresa de la comunidad latina de Montgomery County en Maryland, está entre los candidatos que este martes se disputan un escaño en las primarias del condado.

Rivera-Oven busca posicionarse como candidata para la Junta de Educación del Distrito 1. Su hijo Marko Rivera-Oven también decidió lanzarse a la contienda para buscar un puesto en el Democratic Central Committee del condado.

Ambos conocen muy bien las necesidades de la comunidad latina. Durante la pandemia y desde su organización sin fines de lucro Upcounty Hub, ayudaron a garantizar seguridad alimentaria para miles de familias de Maryland que sufrieron el impacto de la crisis de salud.

“La razón por la que mi hijo y yo nos hemos lanzamos es porque queremos estar en posiciones en las que estamos en la mesa para seguir apoyando a la comunidad. Involucrase de manera cívica es algo importante y es un deber que tenemos desde que somos ciudadanos, o como nuestros hijos que han nacido en el país”, expresó a El Tiempo Latino la candidata.

FAMILIA. La familia Rivera-Oven ha destacado por su labor a favor de la comunidad latina en Montgomery County. | Foto: cortesía.

Los Rivera-Oven como muchos latinos saben sobre inseguridad alimentaria y la falta de acceso a la salud. Además, han vivido de cerca con otros latinos las dificultades que muchas familias atraviesan para poder pagar su renta.

“Por eso, empezamos la Non-Profit y hemos dado de comer a más de 1 mil 300 familias semanalmente. Hemos visto todo lo que ha sufrido la comunidad desde antes de la pandemia, porque ya existían las necesidades, la desigualdad”, aseguró.

Grace decidió lanzarse para la Junta de Educación de Montgomery porque también ha aprendido que los niños y los jóvenes latinos están en situación de desventaja cuando se habla de acceso a la educación en el condado.

Esta instancia vela por lo que pasa en el sistema escolar, al que asisten 160 mil estudiantes. Así mismo, por los derechos y las condiciones laborales de los profesores, del personal que trabaja en las escuelas y de los conductores de los buses escolares.

Sumado a esto, conoce de primera mano cómo la inflación, el alto costo de los alimentos, el precio de la gasolina que ha subido en los últimos meses, han impactado de forma negativa en la vida y en la economía de las familias latinas.

“Es muy importante abogar para que los programas locales lleguen a las familias más necesitadas y una manera de hacer eso es cuando uno tiene una voz en el sistema donde están haciendo los programas, donde se determina cómo se van a desarrollar esos programas, a quienes van a servir, a quienes van a beneficiar”, explicó.

La participación es necesaria

Los Rivera-Oven coinciden en que la participación de más latinos en las elecciones y en puestos claves de los gobiernos locales es importante y necesaria. Esta es la primera elección local ya que en Montgomery hay alrededor de 17 candidatos de origen latino.

“Históricamente no hemos tenido muchos candidatos en las papeletas. La importancia simboliza, que finalmente hemos llegado a un punto donde ya hemos puesto la semilla y en el que podemos ser candidatos para postularnos a diferentes puestos”, aseguró Rivera-Oven.

Además de la participación latina, Rivera-Oven destacó que más mujeres aspiran alcanzar puestos locales. Pero la participación de su hijo en Montgomery es especial porque sirve de ejemplo a otros jóvenes, hijos de inmigrantes latinos.

Como parte de su esfuerzo, la candidata ha dedicado tiempo en los últimos días para promover la participación latina en las elecciones primarias y en las elecciones de noviembre. También ella y su hijo han realizado jornadas para educar a los electores sobre la participación, candidatos y roles de los funcionarios públicos que se eligen.

COMPARTE