Chad Wolf encabezó el DHS desde noviembre de 2019 hasta su renuncia en enero de 2021 tras el ataque al Capitolio | Foto EFE/EPA/Greg Nash/Archivo

Los mensajes de texto del Servicio Secreto no son los únicos perdidos. Intercambios entre dos altos oficiales de la administración Trump antes del 6 de enero también están extraviados, informó The Washington Post el jueves.

Los mensajes entre el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, y el subsecretario interino Ken Cuccinelli, ambos principales funcionarios del DHS, se perdieron en un “reinicio” de sus teléfonos gubernamentales cuando dejaron el cargo en enero de 2021.

Estas comunicaciones de Wolf y Cuccinelli podrían haber arrojado luz sobre las acciones y planes del expresidente Trump sobre el asalto al Capitolio. En las semanas previas al 6 de enero, ellos recibieron presiones del mandatario para que incautaran las máquinas de votación en estados claves.

¿Por qué es importante? La revelación de The Washington Post aumenta el volumen de evidencia potencial que se ha desvanecido sobre el ataque al Capitolio.

  • Se da a conocer después de que los mensajes de texto del Servicio Secreto, quienes fueron testigos claves sobre los eventos del 6 de enero de 2021, se eliminaron hace más de un año y es posible que no se puedan recuperar.
  • La noticia de los mensajes del Servicio Secreto desató un torbellino político porque los mensajes podrían haber corroborado el relato de la exasesora de la Casa Blanca, Cassidy Hutchison, quien describió el estado de ánimo inestable del expresidente Trump el día del ataque al Capitolio.
  • Hutchison detalló que ante la negativa de llevarlo al Capitolio, el expresidente intentó tomar el volante del carro y atacó a un funcionario del Servicio Secreto.

Sin investigar. El Departamento de Seguridad Nacional informó al Inspector General de la agencia a finales de febrero sobre la perdida de estos mensajes de texto, de acuerdo con registros internos obtenidos por el Proyecto de Supervisión Gubernamental y compartido con The Washington Post.

  • La oficina del inspector general, encabezada por Joseph Cuffari, no presionó a los líderes del DHS en ese momento para que explicaran porqué no se conservaron los registros ni buscaron formas para recuperarlos, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto.
  • Cuffari tampoco alertó al Congreso sobre la posible destrucción de registros gubernamentales.
  • “Parece que el Inspector General del DHS ha sabido acerca de estos textos eliminados durante meses, pero no notificó al Congreso”, dijo el presidente del comité de Seguridad Nacional, el demócrata Bennie Thompson.
  • “Es extremadamente preocupante que el problema de los mensajes de texto eliminados relacionados con el ataque del 6 de enero al Capitolio no se limite al Servicio Secreto, sino que también incluya a Chad Wolf y Ken Cuccinelli, quienes dirigían el DHS en ese momento”, agregó.
  • Continuó el representante Thompson: “Si el Inspector General hubiera informado al Congreso, podríamos haber obtenido mejores registros de los altos funcionarios de la administración con respecto a uno de los días más trágicos en la historia de nuestra democracia”.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

ÚLTIMAS NOTICIAS