Fiscal del Distrito de Columbia ordenó congelar las cuentas de Casa Ruby
La fundadora de Casa Ruby, Ruby Corado, en el centro, en 2019. Corado "parece haber huido del país", dijo el fiscal general del Distrito de Columbia, Karl A. Racine. (Sarah L. Voisin/The Washington Post)

El fiscal general de DC, Karl A. Racine, solicitó la congelación de las cuentas en contra de  Casa Ruby,  organización sin ánimo de lucro LGBTQ y para impedir que su fundadora, Ruby Corado, haga más retiros, revelan documentos judiciales. 

La organización ha prestado asistencia sanitaria, de inmigración y de vivienda a los sectores vulnerables de DC, hasta el mes pasado, cuando los trabajadores dejaron de recibir sus pagas. La organización cerró sus centros de acogida y planteó tener problemas financieros. 

  • La demanda del fiscal también pide que al tribunal que designe a un funcionario supervisado para estabilizar y reformar la gestión de la organización. 
  • “Casa Ruby desvió cientos de miles de dólares en subvenciones del Distrito y donaciones de caridad de su propósito", dijo Racine en un comunicado. 
  • Corado, según una investigación de The Washington Post, parece haber tomado miles de dólares en fondos de la organización y huyó del país. 

Jóvenes centroamericanos LGBTQ fueron acogidos por Casa Ruby

  • Según la declaración de impuestos federales de Casa Ruby de 2020, la organización tuvo más de $4 millones de ingresos totales, y Corado se llevó a casa un salario de $260 mil. 
  • Los registros judiciales también revelan que Casa Ruby se enfrenta a al menos tres disputas separadas sobre el alquiler impagado. 
  • La fundadora de la organización está desaparecida. La semana pasada la mujer informó que estaba en El Salvador y que no había hecho nada malo. 

El escándalo de Casa Ruby

El mes pasado, un informe del Washington Post planteó dudas sobre la posible mala gestión financiera de la organización. El informe se basaba en entrevistas con antiguos empleados, registros judiciales, declaraciones de impuestos y miles de correos electrónicos enviados y recibidos por funcionarios del Departamento de Servicios Humanos del Distrito de Columbia, obtenidos a través de una solicitud de registros públicos.

  • La organización ha recibido $9,6 millones en subvenciones, tanto de la oficina del alcalde como del Departamento de Servicios Humanos de D.C.
  • El DHS decidió retirar su subvención de más de $800 mil a finales del año pasado, lo que llevó a Corado a crear un GoFundMe. 
  • El refugio, que albergaba al menos a 10 jóvenes, cerró en septiembre, pero la organización sin ánimo de lucro siguió dirigiendo otros programas. Y la ciudad ha seguido financiando a la organización. 
  • Desde octubre, cuatro agencias del Distrito de Columbia -el DHS, la Oficina del Alcalde para Asuntos Latinos, el Departamento de Salud y la Oficina de Servicios a las Víctimas y Subvenciones de Justicia- han pagado a Casa Ruby un total de $802 mil 147. 
  • La Oficina de Asuntos Latinos de la Alcaldía dejó de entregar el dinero de la subvención en febrero, pero las otras tres agencias han continuado haciendo pagos, muestra la base de datos. 
  • La Oficina de Servicios a las Víctimas, por ejemplo, pagó a Casa Ruby más de $13 mil dólares. Aunque ese monto cubría con crece el pago de los salarios, los empleados denunciaron que no han recibido sus cheques. 
  • Según la oficina del fiscal general, los miembros de la junta de Casa Ruby Jack Harrison-Quintana, Meredith Zoltick y Hassan Naveed renunciaron por correo electrónico el 29 de septiembre de 2021, el 23 de febrero de 2022 y el 24 de abril de 2022, respectivamente. 
  • Los miembros restantes de la junta directiva están inactivos.

Fuente principal de la noticia: FOX DC 5

ÚLTIMAS NOTICIAS