Juan Soto estrena el uniforme de los Padres de San Diego / Foto @padres

Finalizó el proceso de cambios sin restricciones en la MLB y toca evaluar el botín de los contendores en cada liga. ¿Quiénes ganaron y quiénes perdieron en tan movido mercado?

Esta primera entrega está dedicada a los equipos que pelearán los puestos de playoff en la Liga Nacional. La siguiente será para la Liga Americana.

PADRES (A+)

Adquirieron al guardabosques Juan Soto y al primera base Josh Bell de los Nats.

Adquirieron al cerrador Josh Hader de los Cerveceros.

Entregaron al inicialista Eric Hosmer, al infielder Max Ferguson, al outfielder Corey Rosier y dinero en efectivo a los Medias Rojas por el zurdo Jay Groome.

Adquirieron al súper utility Brandon Drury de los Rojos.

Adquirieron al catcher Cam Gallagher de los Reales.

La cantidad de talento entregado en los canjes por Soto, Bell, Hader y Drury fue realmente considerable. Pero ha valido la pena. El astro dominicano estará bajo control contractual en las próximas tres carreras por la Serie Mundial. Y ahora no solo el lineup, también el bullpen creció. Nadie mejoró más que los Padres.

METS (A-)

Adquirieron al slugger Darin Ruf de los Gigantes.

Adquirieron al lanzador Mychal Givens de los Cachorros.

Adquirieron al centerfielder Tyler Naquin y al zurdo Phillip Diehl de los Rojos.

Adquirieron al catcher Michael Pérez y al inicialista Daniel Vogelbach de los Piratas.

Se entiende que con el regreso de Max Scherzer y Jacob deGrom no buscaran lanzadores de nombre. Al menos Givens es un relevista de calidad que se añade a un staff ya sobresaliente, porque Diehl no lo es. Las mayor necesidad estaba en agregar maderos de impacto. Y el botín, tras fallar en conseguir a Soto o al receptor venezolano Willson Contreras, realmente sabe a poco. Vogelbach, Naquin y Ruf tienen, en teoría, la capacidad para aportar poder. Y se les verá en la alineación según la mano del pitcher contrario. El único problema es que 2022 no es el mejor año de ninguno de los tres.

BRAVOS (B+)

Adquirieron al abridor Jake Odorizzi de los Astros a cambio del zurdo Will Smith.

Adquirieron al cerrador Raisel Iglesias de los Ángeles.

Adquirieron al patrullero Robbie Grossman de los Tigres.

Adquirieron al utility Ehire Adrianza de los Nacionales.

Pocos movimientos y pocas estrellas, pero movimientos muy específicos que sí pueden mejorar una divisa ya muy competitiva. Odorizzi pasará a la parte de atrás de la rotación y viene de un año interesante en un parque de bateadores. Iglesias puede cerrar o ayudar desde el séptimo u octavo innings. Grossman es veloz y brilló en 2021, aunque en este torneo ha sido una debacle con su ofensiva. Y Adrianza ofrece profundidad ante la lesión del camarero Ozzie Albies. No está mal, aunque tampoco sea brillante.

CARDENALES (B+)

Adquirieron al zurdo Jordan Montgomery de los Yanquis por el estelar outfielder Harrison Bader.

Adquirieron al relevista JoJo Romero de los Filis.

Adquirieron al abridor José Quintana y al pitcher Chris Stratton de los Piratas.

Adquirieron al catcher Austin Allen de los Atléticos.

Los Cardenales no consiguieron ofensiva, que la necesitan. Y los apagafuegos no parecen marcar diferencia. En cambio, los dos brazos de largo metraje harán lucir mucho mejor la rotación, para apretar a los Cerveceros en la carrera por el Centro de la Nacional.

FILIS (B)

Adquirieron al as Noah Syndergaard y al centerfielder Brandon Marsh de los Ángeles.

Adquirieron al relevista David Robertson de los Cachorros.

Adquirieron al infielder panameño Edmundo Sosa por el pitcher JoJo Romero.

Se esperaba mucho más de una escuadra manejada por un gerente tan agresivo en la MLB como Dave Dombrowski. Pero no siempre se gana. Al menos Syndergaard aporta experiencia y clase para la rotación, aunque sin olvidar que está en un año de altibajos debido a que regresa de una severa lesión. Robertson fortalece el cuerpo de relevistas y Sosa será de ayuda con su guante por todo el infield. Sí, faltan más piezas que no pudieron llegar. Pero queda el consuelo de contar desde ahora con verdadero centerfielder de calidad, un Marsh que, si puede batear, será el mejor fruto de esta cosecha.

CERVECEROS (B)

Adquirieron al relevista Trevor Rosenthal de los Gigantes por el jardinero Tristan Peters.

Adquirieron a los pitchers Taylor Rogers, Robert Gasser y Dinelson Lamet, más el jardinero Esteury Ruiz, a cambio del estelar cerrador Josh Hader.

Adquirieron al relevista Matt Bush de los Rangers.

Decepciona un poco lo hecho por los Cerveceros. Hicieron bien con el cambio de Hader, porque tenían respuestas puertas adentro y recibieron un paquete de talento muy interesante, aunque no ayudará en 2022. Y agregaron poco más en ese sentido, todo para el bullpen, con Rosenthal y un Bush en sólida temporada. No consiguieron el bate que se pensaba que buscarían.

DODGERS (B-)

Adquirieron al patrullero Joey Gallo de los Yanquis.

Adquirieron al relevista Chris Martin de los Cachorros.

Apenas se movieron en el mercado, cuando se esperaba que pujaran fuerte por Juan Soto o Luis Castillo. Gallo aportará fuerza y un guante de élite, a costa de una miríada de ponches. Martin será de utilidad en el bullpen, aunque tampoco es un pitcher que marche en primera fila. Sin embargo, es verdad que los Dodgers ya estaban muy bien. Ubicados 1-2 en toda la MLB en carreras anotadas y efectividad colectiva, ¿cuánto más podrían necesitar?

ÚLTIMAS NOTICIAS