El día más corto de la historia de la Tierra fue en junio
Desde la década de los 70 se han añadido 27 segundos adicionales a los relojes atómicos. Foto: Unsplash

El miércoles 29 de junio, la Tierra completó una vuelta en 1,59 milisegundos menos que el tiempo habitual, dando como resultado el día más corto de la historia, de acuerdo con el portal Timeanddate.

El recorte de 1,59 milisegundos con respecto al giro habitual de 24 horas plantea la posibilidad de que haya que recurrir a un segundo bisiesto para mantener los relojes como hasta ahora. Esta sería la primera vez que se aceleran los relojes globales.

En 2020, la Tierra habría alcanzado sus 28 días más cortos desde que iniciaron las mediciones diarias en la década de 1960, pero fue hasta este año que se registraron los días más rápidos.

El 19 de julio se tuvo el reporte de una rotación de 1,47 milisegundos menos respecto al tiempo habitual, mientras que una semana después, el 26 de julio, la Tierra casi volvió a batir su récord con una vuelta de 1,50 milisegundos.

El diario británico The Telegraph añadió que, por lo general, la velocidad de rotación promedio de la Tierra disminuye ligeramente con el tiempo. De hecho, los científicos se han visto obligados a agregar 27 segundos bisiestos al tiempo atómico desde la década de 1970 a medida que el planeta se desacelera.

¿Viene otro día más corto en la Tierra?

En caso de que la Tierra continúe rotando tan rápido, los investigadores valoran la posibilidad de añadir el primer segundo intercalar negativo. Desde la década de los 70 se han añadido 27 segundos adicionales a los relojes atómicos. Pues sería necesario para mantener la hora, que se determina a través de los relojes atómicos.

Sin embargo, en esta ocasión podrían restarle uno por primera vez en la historia para equilibrar la balanza. Si bien el efecto es demasiado pequeño para que los humanos lo noten, puede acumularse con el tiempo.

Esto último podría afectar los sistemas modernos de comunicación y navegación por satélite, que dependen de que el tiempo sea consistente con las posiciones convencionales del Sol, la Luna y las estrellas.

ÚLTIMAS NOTICIAS