Mar-a-Lago
POLÍTICA. El fallo se dio a conocer este jueves/EFE
COMPARTE

Este jueves, el juez de Florida Bruce Reinhart ordenó que una versión de la declaración jurada que se usó para ejecutar el allanamiento en Mar-a-Lago, residencia del expresidente Donald Trump en dicha entidad, sea revelada antes del mediodía del viernes.

El hecho brinda luces respecto a la divulgación de detalles sobre la búsqueda de documentación clasificada por el gobierno nacional y en manos del republicano.

El recuento. El magistrado asomó la semana pasada la posibilidad de ordenar que se revelara la declaración jurada. Esta podría contener detalles clave detrás de la investigación del Departamento contra el expresidente Trump, especialmente si se confirma que el republicano manejó mal una serie de documentos clasificados.

  • Sin embargo, no todos están de acuerdo. Para Jay Bratt, alto fiscal de seguridad nacional del Departamento de Justicia, esto revelaría la hoja de ruta en la investigación.
  • El magistrado también solicitó hacer públicos otros documentos, como la orden y la moción del Departamento para sellar los documentos.

Te contamos más. Más de 300 documentos con marcas de información clasificada ha recuperado el gobierno estadounidense desde que el expresidente Donald Trump dejó el cargo, informó el lunes The New York Times, citando fuentes familiarizadas con el asunto.

  • El primer lote de documentos, recuperado por los Archivos Nacionales en enero, tenía más de 700 páginas repartidas en 15 cajas, Incluidos algunos de los secretos más altamente clasificados en el gobierno. La cantidad generó preocupación en el Departamento de Justicia y desató la investigación que llevó al allanamiento a su casa en Mar-a-Lago, en Florida, este mes.
  • Otro lote de documentos fue proporcionado por asistentes de Trump al DOJ en junio y el último fue el que incautaron los agentes del FBI con una orden de allanamiento.

¿Y ahora qué?. Pese a la orden de Reinhart, se estima que la mayor parte de la declaración no se revele. Se trata de una versión no confidencial del documento, como lo pidió el Departamento de Justicia,  el cual informó que los fragmentos que se muestren serían lo suficientemente incomprensibles como para atar cabos de la investigación.

Dicen por ahí. “Considero que el gobierno ha cumplido con su carga de demostrar una razón convincente/buena causa para ocultar partes de la declaración jurada porque su divulgación revelaría las identidades de los testigos, los agentes de la ley y las partes no acusadas, la estrategia, la dirección, el alcance, las fuentes y los métodos de la investigación, y la información del gran jurado protegida (por las leyes)”, explicó el juez en la orden.

Fuente principal de la noticia: The New York Times

COMPARTE