Foto: Pexels
COMPARTE

Las dificultades de la pandemia y el mercado laboral ajustado han traído como consecuencia que más trabajadores en Estados Unidos busquen organizarse para obtener mejores condiciones laborales.

En pandemia, las grandes empresas dejaron clara su falta de compromiso con sus empleados, ya que muchos prefirieron "sus ganancias sobre sus trabajadores", asegura Beto Sánchez, quien organiza el movimiento Starbucks Workers United.

Sánchez y otros seis trabajadores fueron despedidos de la sede de Starbucks en Menphis luego de salir en un canal de televisión local para promover su campaña sindical. Ante esto, un juez federal ordenó a la empresa en agosto que los reincorporara en sus puestos.

La organización a la que pertenece el joven de 25 años está "profundamente arraigada en la cultura latina", expresa. Por su sangre corre la sangre de sus abuelos, quienes protestaron por mejores condiciones laborales como recolectores de café en Nicaragua a mediados del siglo XX.

Un cambio en la cultura laboral. Trabajadores han votado por sindicalizarse desde los últimos meses del 2021 por primera vez en empresas como Amazon, Apple y Chipotle.

  • En este caso se unieron los empleados negros, los asiáticos, los latinos y los migrantes para impulsar la actividad sindical en la sede neoyorkina de Amazon. ¿El resultado? tuvieron éxito luego de que se hicieran unas votaciones en las que los trabajadores del almacén de Staten Island lograron formar el primer sindicato estadounidense de la empresa a principios de este siglo.

Números incongruentes. El Programa de Política Metropolitana de Brookings expresa que 63% de los trabajadores latinos devengan sueldos bajos. Si se le compara con el 37% de los blancos, el 54% de los negros y el 40% de los asiáticos estadounidenses. La diferencia es abismal.

  • Sin embargo, esto ha hecho que los latinos se conviertan no solo en parte de los esfuerzos para lograr la sindicalización. También han obtenido importantes logros con respecto al movimiento laboral.
  • Una conversación con su hijo hizo que Angélica Hernández, quien trabaja en McDonald's, se activara en el movimiento laboral que la llevó a formar parte del equipo que lideró el esfuerzo: él quería ir a trabajar con ella y su madre no quería verlo sufrir "y ser degradado" como le ha pasado a ella.

Fuente principal de la noticia: Axios

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS