Albert Pujols ve salir el jonrón 698 de su carrera / Foto captura de MLB Network
COMPARTE

Lo que parecía imposible ya está aquí. Albert Pujols necesita solo dos jonrones más para completar la mítica cifra de 700. Y le quedan dos semanas para lograrlo. Dos semanas y cinco días, al momento de escribir estas líneas. Preparémonos para uno de los momentos más emocionantes que este año nos regalará la MLB.

Pujols descargó este viernes otro bombazo más. Está imparable, como si de pronto ya no le afectara la edad. Como si la cercanía de la hazaña le hubiera dotado de una fuerza adicional para completar las últimas metas que le faltan. Que no son pocas y son todas grandes.

En enero cumplirá 43 años de haber nacido en Santo Domingo. Para entonces, ya habrá colgado los spikes. Su carrera, él insiste, se termina en el último inning que jugarán esta temporada los Cardenales. No importa si es o no en la Serie Mundial. No importa si sigue dando demostraciones de que todavía es un peligro con el madero.

El swing de Pujols está intacto, por estos días. Y también el júbilo de quienes cada tarde asisten a aplaudirle en San Luis.

Ya tiene 19 cuadrangulares en esta campaña, a pesar de que ha jugado a tiempo parcial.

Y aunque ha sido un ogro básicamente contra los zurdos, últimamente está maltratando también a los derechos. Que lo diga, si no, Raynel Espinal.

La cercanía de los 700 ha hecho que Pujols vuelva a alinear todos los días. La suya es una cuenta regresiva en muchos sentidos. Porque literalmente no tiene tiempo que perder. Si no lo logra en esta recta final, nunca lo hará.

Su compatriota Oliver Mármol no le está haciendo un favor a él. Nos lo está haciendo a nosotros, en todo caso. Y el veterano ha respondido a la decisión de su manager con números que justifican la titularidad.

En la última semana bateó para .333/.375/.857, con 3 vuelacercas, 5 extrabases y 10 carreras remolcadas en 6 duelos. Exactamente como en los viejos tiempos.

El analista dominicano Antonio Puesán destacó un detalle que vale oro: todos los jonrones de Pujols en lo que va de septiembre han sido para empatar o poner adelante a su equipo. No está jugando para buscar un récord, que sí. Está jugando para ayudar a los Cardenales a conquistar el banderín de su división.

Únicamente Barry Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth han superado los siete centenares de tablazos de vuelta completa en las Grandes Ligas. Y tan solo dos, Aaron y Ruth, lo hicieron sin la sombra del dopaje.

Es una hazaña ciclópea lo que está a punto de suceder. Una gesta que ha pasado en tan pocas oportunidades, que en promedio ha ocurrido una vez cada medio siglo en los 150 años de existencia del Big Show.

PERO HAY MÁS

Pero hay más, claro que sí. Con Pujols siempre parece que hubiera más.

El miércoles llegó a 2.200 empujadas en su carrera. Es un hito aún más difícil. Apenas Aaron y Ruth lo consiguieron, antes que él.

Lo hizo con otro extrabases y ante otro pitcher derecho. Porque el orgullo de Quisqueya parece estar empeñado en echar por tierra su pasado reciente de ser alguien útil solo en platoon.

El 29 de agosto había llegado a 1.900 anotadas. Es un club con una mayor membresía, pero de todos modos asombra. Allí ocupa el duodécimo lugar de todos los tiempos.

Y todavía falta. Su próximo cohete de dos o más almohadillas le dará un total de 1.400 extrabases. Y solo hay dos que han logrado eso en la MLB: Aaron y Bonds.

La cuenta regresiva de Pujols tiene solo 19 días por delante, contando a partir de este sábado. Y únicamente le faltan 17 encuentros, en caso de disputarlos todos.

Parece tiempo suficiente para seguir haciendo historia. Una y otra vez más.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS