La fiscal general de Nueva York, Letitia James | Foto EFE/Archivo
COMPARTE

Letitia James, fiscal general de Nueva York, demandó este miércoles al expresidente Donald Trump, a tres de sus hijos —Donald Trump Jr., Ivanka y Eric— y a ejecutivos de la Trump Organization por presuntamente inflar las valoraciones de sus propiedades y engañar a los prestamistas, corredores de seguros y autoridades fiscales de Estados Unidos para obtener beneficios.

La demanda solicita a la Corte Suprema de Nueva York que prohíba a Trump y a sus tres hijos involucrados desempeñarse como ejecutivos en cualquier empresa de Nueva York.

También pide prohibir a la Trump Organization adquirir bienes raíces comerciales o recibir préstamos de cualquier institución financiera registrada en Nueva York durante cinco años.

Con la demanda, la oficina de la fiscal quiere recuperar $250 millones de ganancias ilícitas obtenidas a través de estás prácticas engañosas. James también informó que remitió posibles violaciones de la ley federal al Departamento de Justicia y al Servicio Interno de Impuestos (IRS, en inglés).

¿Por qué es importante? Este desafío se suma a la lista de los que Trump enfrenta después de dejar la Casa Blanca. Además, se presenta en un momento en el que aún influye en el Partido Republicano y la política estadounidense. Ha sugerido varias veces que podría volver a postularse como candidato presidencial en 2024.

  • La demanda es el resultado de una investigación de más de dos años que ha llevado a cabo la oficina de la fiscal James sobre las prácticas comerciales de Trump y su negocio familiar.

En detalle. La oficina de la fiscal detalló que entre 2011 y 2021, el Sr. Trump y la Organización Trump crearon deliberada e intencionalmente más de 200 valoraciones de activos falsas y engañosas en sus estados financieros anuales para defraudar a las instituciones financieras.

  • “Durante demasiado tiempo, las personas ricas y poderosas de este país han operado como si las reglas no se aplicaran a ellos. Donald Trump se destaca como uno de los ejemplos más atroces de esta mala conducta”, dijo el fiscal general James.
  • “El Sr. Trump pensó que podía salirse con la suya con el arte del robo, pero hoy, esa conducta termina. No hay dos conjuntos de leyes para las personas en este país; debemos hacer que los expresidentes cumplan con los mismos estándares que los estadounidenses comunes. Continuaré asegurándome de que nadie pueda evadir la ley, porque nadie está por encima de ella”, añadió.

La respuesta de Trump. La abogada del expresidente, Alina Habba, desestimó las acusaciones por considerarlas motivadas políticamente (James es demócrata) y dijo en un comunicado que las afirmaciones del fiscal general son “sin mérito”.

  • “La presentación de hoy no se centra en los hechos ni en la ley, sino que se centra únicamente en promover la agenda política del fiscal general”, dijo Habba en su declaración.
  • “Confiamos en que nuestro sistema judicial no permitirá este abuso descontrolado de autoridad, y esperamos defender a nuestro cliente contra todos y cada uno de los reclamos sin mérito del fiscal general”, agregó.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS