Gobernador de Virginia dice que quiere que haya menos abortos en el estado
FOTO: EFE/EPA/WILL OLIVER
COMPARTE

Una jueza de Indiana bloqueó temporalmente la aplicación de la nueva ley de aborto de Indiana, mientras enfrenta desafíos legales de clínicas de atención reproductiva.

La jueza Kelsey Hanlon señaló en su fallo que, aunque el aborto no era legal cuando se escribió la Constitución de Indiana, el lenguaje del documento sugiere que existe “una probabilidad razonable” de que decisiones como la interrupción voluntaria del embarazo estén protegidas.

El fallo de Hanlon se produjo después de que American Civil Liberties Union (ACLU) y Planned Parenthood of Indiana presentaran una demanda contra el estado para bloquear la ley de aborto, que entró en vigor el jueves pasado.

La ley en cuestión. A principios de agosto, Indiana se convirtió en el primer estado en promulgar una prohibición casi total al aborto después de que la Corte Suprema de Estados Unidos revocó las protecciones federales sobre el procedimiento en junio.

  • La prohibición fue aprobada por la Legislatura del estado de mayoría republicana el 5 de agosto en una sesión especial y firmada por el gobernador republicano Eric Holcomb.
  • La ley prohíbe todos los abortos con excepciones limitadas en casos de anomalías fetales letales o un riesgo grave para la salud de la madre. También hay excepciones para víctimas menores de edad en casos de violación o incesto, pero solo hasta las 10 semanas de embarazo.
  • Los médicos que violen la ley podrían ser acusados ​​de un delito grave y se les podrá revocar su licencia médica.

Reacciones. ACLU y otros demandantes dieron la bienvenida a la medida cautelar de la jueza Hanlon, pero advirtieron que aún falta camino por recorrer para proteger el acceso al aborto.

  • “Sabíamos que esta prohibición causaría un daño irreparable a los Hoosiers [habitantes de Indiana], y en solo una semana, ha hecho exactamente eso”, dice un comunicado conjunto recogido por el medio local IndyStar.
  • “Estamos agradecidos de que el tribunal haya otorgado el alivio que tanto necesitan los pacientes, clientes y proveedores, pero esta lucha está lejos de terminar. Los legisladores de Indiana han dejado muy claro que este daño, esta crueldad, es exactamente la realidad que tenían en mente cuando aprobaron la SB1", agregaron.
  • El fiscal general de Indiana, el republicano Todd Rokita, afirmó que la oficina apelará el fallo y que seguirán decididos en la “lucha por la vida de los no nacidos”.
COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS