rusia eeuu armas nucleares
El Departamento de Estado se ha involucrado en las comunicaciones privadas con Moscú Credit: EFE
COMPARTE

Durante meses, Estados Unidos ha enviado comunicaciones privadas a Moscú advirtiendo a los líderes de Rusia sobre las graves consecuencias que tendría el uso de un arma nuclear, según funcionarios estadounidenses.

Los funcionarios, que hablaron en condición de anonimato, aseguraron a The Washington Post que la administración Biden ha advertido sobre las consecuencias generales de un ataque nuclear, por lo que al Kremlin le preocupa cómo podría responder EEUU.

El intento de la Casa Blanca de cultivar lo que se conoce en el mundo de la disuasión nuclear como "ambigüedad estratégica" se produce cuando Rusia continúa intensificando su retórica sobre el posible uso de armas nucleares, en medio de una movilización interna destinada a frenar las pérdidas militares rusas en el este de Ucrania.

El Departamento de Estado se ha involucrado en las comunicaciones privadas con Moscú, pero los funcionarios no dijeron quién entregó los mensajes o el alcance de su contenido.

No estaba claro si EEUU había enviado nuevos mensajes privados en las horas posteriores a que el presidente ruso, Vladimir Putin, emitiera su última amenaza nuclear durante un discurso en el que anunciaba una movilización parcial el miércoles por la mañana. Sin embargo, un alto funcionario estadounidense dijo que la comunicación ha estado ocurriendo constantemente durante los últimos meses.

EEUU, Rusia y la amenaza arma nuclear

Dmitry Medvedev, vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, escribió el jueves en una publicación en Telegram que el territorio en el este de Ucrania sería "aceptado en Rusia" después de la finalización de los "referéndums" organizados y prometió fortalecer la seguridad de esas áreas.

Para defender esa tierra anexada, dijo Medvedev, Rusia puede usar no solo sus fuerzas recién movilizadas, sino también “cualquier arma rusa, incluidas las nucleares estratégicas y las que usan nuevos principios”, esta última en referencia a las armas hipersónicas.

Los funcionarios de la administración de Biden han enfatizado que esta no es la primera vez que los líderes rusos amenazan con usar armas nucleares desde el comienzo de la guerra, el 24 de febrero, y han dicho que no hay indicios de que Rusia esté moviendo sus armas nucleares.

Durante años, los expertos nucleares de EEUU se han preocupado de que Rusia pueda usar armas nucleares tácticas más pequeñas, a veces denominadas “armas nucleares de campo de batalla”, para poner fin favorablemente a una guerra convencional en sus términos, una estrategia que a veces se describe como “escalar para desescalar”.

La administración Biden enfrentaría una crisis si Rusia usara un arma nuclear pequeña en Ucrania. Cualquier respuesta militar directa de EEUU contra Rusia provocaría la posibilidad de una guerra más amplia entre las superpotencias con armas nucleares.

James M. Acton, codirector del programa de política nuclear de Carnegie Endowment for International Peace, dijo que no tiene sentido en este momento jugar con las respuestas de EEUU porque hay una amplia gama de posibles acciones rusas, desde una prueba nuclear subterránea que no daña a nadie a una explosión a gran escala que mata a decenas de miles de civiles, y no hay señales de que Putin esté cerca de cruzar el umbral.

“Si realmente estuviera pensando muy seriamente en usar armas nucleares de manera muy inminente, es casi seguro que querría que lo supiéramos. Preferiría mucho más amenazar con el uso nuclear y hacernos hacer concesiones que realmente tener que seguir el camino del uso nuclear”, opinó Acton.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS