referéndum rusia ucrania
Estas cuatro regiones que representan el 18% del territorio de Ucrania Credit: EFE
COMPARTE

Este viernes, siete meses después del comienzo de la guerra, cuatro áreas de Ucrania ocupadas por Rusia comenzaron a votar en un referéndum sobre si quieren unirse o no al país gobernado por Vladimir Putin.

Este referéndum convocado en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, y en las partes controladas por Rusia de Kherson y Zaporizhzhia, es ilegal según el derecho internacional y podría proporcionar a Moscú un pretexto para intensificar la guerra.

Se espera que las votaciones se realicen en cinco días en estas cuatro regiones que representan el 18% del territorio de Ucrania.

El gobierno de Ucrania y sus aliados han considerado este evento como “una farsa”, mientras que la Unión Europea declaró que no reconocerá los resultados e indicó que prepara un nuevo paquete de sanciones contra Rusia.

Por su parte, Putin respaldó el referéndum el miércoles a través de una alocución en la que dijo que fueron los parlamentos de las repúblicas populares de Donbass y la administración civil-militar de las regiones de Kherson y Zaporizhzhia quienes decidieron celebrar las elecciones para decidir el futuro de sus territorios.

“Le han pedido a Rusia que apoye este paso, y enfatizamos que haremos todo lo posible para garantizar las condiciones seguras para que las personas expresen su voluntad”, expresó Putin.

Aunque los ucranianos decidan, Rusia se impone en este referéndum

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), institución que supervisa las elecciones en 57 estados miembros, calificó el referéndum en territorios de Ucrania para unirse a Rusia como ilegal.

“Cualquier llamado 'referéndum' planeado por o con el apoyo de las fuerzas que ejercen ilegalmente el control de facto en los territorios ocupados de Ucrania contravendría las normas y obligaciones internacionales en virtud del derecho internacional humanitario y, por lo tanto, su resultado no tendrá ningún efecto legal”, advirtió la OSCE.

Serhii Hayday, gobernador ucraniano de la región de Lugansk, se pronunció el viernes a través de Telegram describiendo el proceso como un “pseudo-referéndum”.

“Los rusos calcularán y sacarán cualquier resultado que les sea favorable”, alertó.

“La opinión de la población no tiene importancia. Un hombre armado está involucrado en cada mesa de votación, cuya apariencia debería obligar a las personas a emitir su voto mansamente”, denunció el gobernador.

Fuente principal de la noticia: CNN.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS