¡PRESENTE! Inauguración de la muestra ¡Presente!, donde los visitantes pueden escuchar hasta 12 testimonios orales en primera persona. Foto: Ricardo Sánchez-Silva / El Tiempo Latino
COMPARTE

Hay muchas razones para atesorar la historia en un museo. Desde hace unos 25 años los latinos en Estados Unidos quieren el suyo para resaltar sus gestas y contribuciones en más de 500 años que llevan viviendo aquí.

La institución del Smithsonian se encargó de elegir al equipo para buscar el lugar apropiado. En la lista preliminar se identificaron 17 sitios, los finalistas son cuatro. Pronto comenzará el proceso de elegir al espacio definitivo donde se pondrá la primera piedra.

Los Amigos del Museo, de esos cuatro finalistas tienen su favorito: mirando hacia el Capitolio, a la izquierda está el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana, el de los latinos les gustaría que se levante al otro lado, no exactamente a la misma altura, un poquito más al sur, pero sin salirse de las áreas verdes.

ESCULTURA. En el centro la escultura El Árbol de la Vida de la artista mexicana Verónica Castillo, en la exhibición ¡Presente! | Foto: National Museum of the American Latino

El espacio preferido no tendría que ser un inconveniente. Según Antonio Argibay, miembro del Comité de Amigos del Museo Nacional del Latino Estadounidense, hay algunos intereses que abogan por no hacer más cambios en el Mall. “Este territorio no es estático y como arquitecto soy un apasionado de que hay que construir en un sitio preponderante, con fácil acceso a los millones de visitantes”. 

Puestos a comparar, lo que correspondería en tamaño al museo es el de “una cerradura en una casa normal, con garaje, un salón y un par de habitaciones”. En otras palabras, el problema no es de espacio, pero como dice Argibay “vamos a tener discusiones con todo el mundo que tiene algún caballo en la carrera” hasta lograr un acuerdo.

La segunda opción está cercana al Capitolio y después del asalto del 6 de enero del 2021, por razones de seguridad no es viable. Otra posibilidad es el Arts and Industry Building que tiene algo más siete mil metros y los promotores del museo quieren una construcción de 37 mil metros cuadrados, además, este edificio es patrimonio histórico. La cuarta opción está aún más al sur del mall.

“Nosotros también somos americanos”

“La localización -dice Argibay- es importante porque también somos americanos. Somos más de 62 millones, el 70% ha nacido aquí, un 40% se casa con personas que no pertenecen a este grupo. Podemos ser un latino de Los Ángeles, casado con una asiática y tener hijos americano-latino-asiáticos. Ese tipo de identidad empieza a ser atractiva y debe tener un significado”.

SOMOS. Representación de lo que el museo aspira a presentar. | Foto: National Museum of the American Latino

Argibay está en ese este grupo, por muchos años él se hacía llamar Anthony, hasta que empezó a apreciar su latinidad. “Eso es lo que estamos tratando de remediar y que se conozca que hemos estado aquí desde hace mucho antes de la llegada de los ingleses, tanto que ni nos damos cuenta”.

Por eso es importante ese pequeño espacio que puede ser la llave para abrir la puerta de la cultura y las contribuciones y que éstas sean reconocidas”, insiste Argibay, un ciudadano cubano-americano, de padre gallego y madre cubana, quien llegó a Estados Unidos a los 14 años, después de vivir como niño refugiado en España.

Para él, que este sueño se haga realidad “será la hazaña más importante desde el punto de vista cultural”. Solo que estos logros requieren de tiempo y paciencia. A los afroamericanos les llevó alrededor de 30 años tener el suyo. 

Contar la historia con nuestras palabras

Los antiguos para impedir que la memoria de los tiempos escape en desbandada dejaron huellas de su pasado en tablillas cuneiformes (de barro), en papiro, pergamino y mármol. Las sociedades modernas a esas reliquias las conservan en bibliotecas y museos. En el caso de los latinos en este territorio su presencia se remonta hasta antes del nacimiento de esta nación, han estado en sus guerras, en sus triunfos y derrotas. “La historia de los latinos es la historia de los Estados Unidos”, no podía haberlo dicho mejor la primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, durante la apertura de la primera muestra latina en el Smithsonian.

Pasarán algunos años hasta que el museo abra sus puertas. Cuando eso ocurra, a Argibay, por ejemplo, le gustaría que al fin se rectifique la leyenda hollywoodense de vaqueros y que se cuente con nuestras palabras. “Los latinos en Estados Unidos tenemos una historia ecuestre. Aquí no había caballos, vinieron de España y ésta se extendió desde Alaska hasta la Patagonia”. 

ARTISTA. La escultura de El Árbol de la Vida en proceso de creación en el estudio de la artista Verónica Castillo, sentada en el fondo. Foto: National Museum of the American Latino

La identidad latina es algo en constante cambio. En este mes de la Herencia Hispana, los llamados a seguir construyendo y fortaleciendo lo que es ser latino, Argibay les aconseja lo que a sus hijos: “cuando se sientan perdidos, siéntanse seguros de saber quiénes son, porque saber quiénes son les ayudará a evolucionar, de lo contrario no sabrán a dónde van”. Eso es identidad.

Empiezan a llegar las donaciones

Una vez establecido el lugar, vendrá el proceso del financiamiento que superaría los $800 millones. Dado que el Congreso aprobó la creación del museo es de suponer que no habrá problema con el 50% del fondo, la otra mitad vendrá de donaciones privadas, las cuales -según Argibay- ya están llegando, como la de Wells Fargo. La familia Molina, el año pasado dio una contribución de 10 millones, para financiar la muestra llamada ¡Presente! que está en el Smithsonian.

¿Qué tendrá el museo?, eso lo decidirá el comité especial. A Argibay le compensará saber que la gente salga sabiendo lo que es ser latino, algo que es difícil definir, por el mismo origen de la palabra, por las distintas nacionalidades, culturas, etnias y razas que se juntan en este mapa etnográfico y que al mismo tiempo en Estados Unidos este significado está siendo redefinido. 

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS