Migrantes caminan hacia Ocho caravanas de migrantes salieron durante agosto hacia EEUU | Foto: Archivo EFE
COMPARTE

La administración del presidente Joe Biden anunció este miércoles la implementación de un programa mediante el cual se le dará estatus legal a los venezolanos que lleguen al país en avión y con patrocinante.

En un comunicado emitido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS en inglés) también se explicó que los migrantes de esa nacionalidad que crucen la frontera por México serán deportados.

A pocos minutos de saberse esta información, distintas organizaciones que defienden los derechos de los migrantes reaccionaron para mencionar los aspectos positivos y negativos de esta nueva medida gubernamental.

Lo bueno

El grupo de defensa que aboga por los migrantes en Estados Unidos, American Inmigration Council, manifestó su beneplácito ya que considera que este programa dará a las personas que se encuentren en el país "un papel de patrocinio de los venezolanos necesitados".

Te puede interesar: EEUU dará estatus legal a venezolanos que lleguen en avión con patrocinante

También destacó la similitud que guarda con el que se puso en marcha a favor de los ucranianos que buscaban escapar de la guerra tras la invasión rusa.

Por esta razón, además de dar la bienvenida al movimiento, dicha organización también pidió al gobierno estadounidense que amplíe las opciones de libertad condicional similares para las personas provenientes de otros países.

Lo malo

Para American Immigration Council, el punto de quiebre de este plan es que precisamente se base en la política Título 42, que fue decretada al principio de la pandemia del COVID-19 por el gobierno del expresidente Donald Trump, para devolver a los venezolanos a México.

"Desafortunadamente, la administración también anunció la expansión del Título 42", lo que se traduce en expulsiones para los venezolanos que tengan encuentros con agentes en la frontera sur de Estados Unidos con México.

Alega que "el Título 42 no tiene fundamento en derecho o ciencia y debe terminar su periodo".

Te puede interesar: Todo sobre el programa humanitario para venezolanos decretado por Biden

Por su parte, el director de la organización encargada de investigar y promover los derechos humanos en las américas The Washington Office on Latin America (WOLA), Adam Isacson, destacó los aspectos que no le parecen favorables del programa.

Coincide en lo negativo de que se apliquen expulsiones a través del Título 42 y también que este beneficio solo pueda llegar a 24 mil migrantes: "Eso es tres semanas a las tasas de migración actuales", escribió en Twitter.

Para Isacson también es motivo de preocupación el tema de los refugios para migrantes en México, pues "las ciudades fronterizas ya estaban cerca o por encima de su capacidad". Ante esto, se pregunta ¿qué pasará con esos lugares cuando miles de venezolanos expulsados sean enviados a esas ciudades durante las próximas semanas? "No veo ningún plan para gestionar este 'efectivo inmediatamente'", destacó.

Se refirió al plan como "un régimen de expulsiones masivas" que obedece a "una campaña contra los migrantes de Venezuela que buscan protección" pues es "un esfuerzo de libertad condicional muy pequeño y limitado".

El tema del asilo fue otro punto que el director del American Inmigration Council, Jorge Loweree, consideró primordial: aunque piensa que permitir a los venezolanos necesitados viajar a EEUU por vías legales "es excelente y algo que debería ampliarse", también refuta que no debe hacerse "a expensas del asilo para todos los demás venezolanos".

Las cifras

Según las autoridades estadounidenses, el número de venezolanos que se han desplazado por todo el hemisferio ha crecido desde el año 2014, no obstante, los niveles de migrantes irregulares han crecido de forma dramática en los últimos años.

Los registros indican que en Colombia hay 2.4 millones de venezolanos. Más del 25% de esa población ha abandonado el país.

El DHS asegura que durante el año fiscal 2022 se contabilizaron 15 mil 494 encuentros con agentes fronterizos, una cifra exorbitante si se le compara con las del periodo 2014-2019, cuando solo habían 127 detenciones mensuales en promedio.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS