1 Montessori Northern Virginia
MATERIALES. El método Montessori privilegia el uso de materiales manipulables con las manos durante el aprendizaje en edades tempranas. Credit: Cortesía Montessori School of Northern Virginia
COMPARTE

Hablar del método de educación Montessori es hablar de excelencia, libertad de movimiento y de elección, aprendizaje práctico y empoderamiento del estudiante. Por lo tanto, los campus de Montessori School of Northern Virginia bien podrían ser los planteles donde, desde ya, empezar a edificar el futuro de sus hijos.

Los tres campus, uno en Annandale y dos en Falls Church, admiten a los niños desde los 2 hasta los 12 años. Estos días se están ofreciendo visitas presenciales, con previa cita, para conocer las instalaciones y su forma de enseñanza.

“Es importante que los padres de familia estén de alguna manera alineados con el método Montessori y estén convencidos de que ésta es la mejor filosofía para educar a los niños”, dijo Elvira Sánchez, directora de admisiones e inscripciones.

OBSERVCIÓN. En los campus de Montessori School of Northern Virginia, una vez por semana los padres de familia pueden observar cómo sus niños se desenvuelven en ese ambiente. | Credit: Montessori School of Northern Virginia

“Sabemos que acertar con la escuela correcta es una de las decisiones más importantes que deben tomar para sus hijos. Sabiendo esto, nosotros estamos comprometidos a guiarles a través de este proceso, hablarles de nuestra misión, filosofía y estrategias de aprendizaje”.

Más de un siglo de experiencia del método Montessori en varios países del mundo, muestra que entre más pronto los niños se inscriban en este tipo de planteles, mayores son los beneficios. “En nuestros campus, lo principal para los primeros años -entre los dos y seis- es lo emocional y social, porque esa la base del individuo”, aseguró Sánchez.

Si usted como madre o padre de familia recuerda que no siempre era placentero ni se sentía motivado de ir a la escuela o al colegio, quizá quiera algo diferente para sus hijos, en ese caso los campus de Montessori School of Northern Virginia podrían ser su opción.

“Somos planteles con familias de todas partes del mundo, con ambiente acogedor y amable. No solo somos una escuela, somos parte de la comunidad”, dijo Sánchez.

Tours presenciales. Las visitas que se están ofreciendo son para el año escolar 2023-2024 en el campus de Hillbrook, ubicado en la 6820 Pacific Lane, en Annandale. Puede programar su cita los martes, jueves y viernes, a partir de las 9:30 de la mañana. Será una gran oportunidad para aproximarse a la forma de educar en un plantel alineado con el método Montessori. A partir de este 17 de octubre comenzará el proceso de admisiones.

El tour es recomendable para entrar a la fase de admisiones. “Nos complacerá que las familias vengan y nos conozcan y que después llenen la solicitud online. Ese paso los llevará a los siguientes que es entrevistarse con la directora de admisiones y una observación virtual de la clase para niños de tres años; y, por último, una visita del estudiante por 30 minutos y hasta una hora y media”, explicó Sánchez.

Asistencia financiera. Estos planteles sí ofrecen ayuda financiera o tipos de becas, pero se recomienda llenar la solicitud. Hay que hacerlo máximo hasta el 15 de enero, pero igual se continuarán aceptado después de esa fecha. La diferencia está en que quienes solicitaron antes recibirán una respuesta no más tarde del primero de marzo, los otros deberán esperar.

CAMPUS. Montessori School of Northern Virginia tiene tres campus, en Annnadale y Falls Church y educa a los niños entre dos y 12 años. | Credit: Montessori School of Northern Virginia.

Según Sánchez, las becas se ofrecen, sobre todo, para los niños a partir de los 5 años y hasta los 12. Dependiendo del caso también se hacen excepciones para los pequeños -entre dos y cuatro años-. Es necesario que las familias que buscan ayuda financiera provean toda la información de sus ingresos para una empresa privada revise esos documentos y la escuela decida el monto de la beca. 

Énfasis académico. El dominio del vocabulario del niño se consigue a través de la participación en todas las actividades de la clase, animándolos a hacer preguntas y a responderlas. Los más grandecitos amplían su vocabulario y escritura a través de conversaciones en grupos pequeños, en talleres de escritura y lectura diarias y frecuentes visitas a las librerías de los campus.

Las operaciones matemáticas se aprenden con materiales visibles y manipulables. A los niños de la escuela elemental ya se los expone a los conceptos básicos del álgebra y geometría. También hay tiempo para la geografía, ciencias naturales y estudios sociales que se complementan con visitas a los museos y sitios históricos.

María Montessori, la creadora del método, aconsejó: “planten las semillas de todas las ciencias” y eso hacen en estos campus. A través de proyectos individuales, en grupo y excursiones al campo se aprende sobre botánica, animales, química y nociones de astronomía.

LECTURA. La lectura como vehículo para ampliar el vocabulario de los niños es solo una de las herramientas del aprendizaje. | Credit:  Montessori School of Northern Virginia

La preparación de los suelos con materiales de uso diario y orgánicos, plantación, cuidado y cosecha en los huertos de las escuelas son parte del currículum. En la escuela se anima a los estudiantes y padres de familia, de ser posible, rehusar los materiales y reemplazar el plástico y el papel por envases más amigables con el ambiente.

Inclusión. En Montessori School of Northern Virginia son bienvenidos los estudiantes de cualquier raza, color, religión, género, con discapacidades físicas o mentales o cualquier otro estatus que está protegido por la ley. Ningún estudiante es discriminado por los programas de admisiones o asistencia financiera. Para más información envíe un e mail a esanchez@msnv.org, llame al (703) 256-9577 o visite la página www.msnv.org

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS