Inflación en Estados Unidos
Inflación en Estados Unidos
COMPARTE

Si solo tienes unos minutos, lee estas líneas:

  • La inflación interanual (8.2%) de Estados Unidos para septiembre de 2022 vuelve a ubicarse cerca del máximo histórico.
  • El aumento de precio en el alquiler de vivienda es lo que mantiene disparada la inflación.
  • El combustible, la electricidad o los alimentos han descendido o moderado su subida en la segunda mitad del año.   

El 14 de octubre se publicaron los datos oficiales de inflación en la economía de Estados Unidos para septiembre de 2022, compilados por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, del inglés Bureau of Labour Statistics), los cuales vuelven a situarla cerca del máximo histórico9% en junio de este año.

Por un lado, en agosto de este año el presidente, Joe Biden (Partido Demócrata) aprobó la Ley para la Reducción de la Inflación (IRA, del inglés Inflation Reduction Act) para intentar contrarrestar un aumento de los precios que se ha sostenido muy cerca de ese máximo. Por otro, zonas del mundo como Europa Occidental, América Latina o África tienen valores superiores de inflación.

¿Qué está pasando exactamente con la inflación y qué productos suben o bajan de precio? Te lo explicamos.

Breve recordatorio: ¿qué es la inflación?

Como recoge el Banco Central Europeo en su listado de términos, se trata del “aumento promedio del costo de los bienes de consumo y servicios” en una economía en determinado período de tiempo; es decir, es lo que cuesta comprar algo, como el pan, por ejemplo, con respecto a lo que costaba hace justo un año. Para el caso de Estados Unidos, tal y como lo explica la Reserva Federal de Clevelandel marco de referencia es anual; es decir, cuánto más caro es consumir en un momento puntual en comparación con el mismo momento del año anterior.

El indicador para medirla es el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

¿Qué dicen los datos de septiembre sobre la inflación en Estados Unidos?

En septiembre de 2022, la inflación interanual llegó al 8.2%; es decir, en promedio, el coste de la vida es un 8.2% más caro que en septiembre de 2021. Esto es una décima menos que el dato de inflación registrado en agosto, pero sigue siendo alto en la serie histórica.

Esto quiere decir que la inflación fue más baja en el último mes, aunque sigue siendo alta.

¿Cómo se están comportando los productos y qué lectura económica tiene cada uno? Seguro que lo has notado en el bolsillo: el combustible, la electricidad, los comestibles o la vivienda son algunos de los bienes de primera necesidad que más han visto un aumento en el costo en el último año.

Lo primero que hay que saber es que aunque el combustible, la electricidad y los alimentos han subido más que la media con respecto al año pasado, en realidad, el aumento de su precio está empezando a moderarse. Te lo explicamos.

El alquiler de vivienda es lo que mantiene disparada la inflación

La vivienda es lo que está haciendo que la inflación siga rozando su máximo histórico en Estados Unidos este septiembre. Supone el 40% de la inflación si dejamos fuera al combustible y los alimentos en el cálculo, según la BLS. Alquilar una casa fue en septiembre un 6.6% más caro que hace un año.

Daniel MacDonald, profesor asociado de Economía en la Universidad de California en San Bernardino, lo relaciona con la dinámica pospandemia: “Tras 2 años en los que la gente debió quedarse en casa, una vez que se han relajado las medidas sanitarias por el COVID-19, la gente ha vuelto a moverse, están buscando dónde vivir, busca una residencia, y eso hace que los precios de mercado se eleven”.

El combustible viene bajando de precio desde junio

Veamos ahora qué pasa con el combustible: es mucho más caro que en septiembre del año pasado (un 18.2%), pero ya habrás notado que no viene subiendo como en los últimos meses. ¿Por qué?

MacDonald explica vía e-mail a Factchequeado que “al comienzo de la guerra (la invasión de Rusia a Ucrania) esta causó incertidumbre y ansiedad en el mercado de los combustibles, y los precios se dispararon. Ahora las compañías se han adaptado y se han estabilizado, por eso los precios han crecido a un ritmo más lento que el del resto de productos”.

De hecho, cuando miramos los datos, en este caso la serie mensual del costo de la gasolinala última ocasión en que su precio promedio aumentó en Estados Unidos fue en junio de 2022, cuando subió un 11.2% respecto al mes anterior. Desde entonces, la gasolina viene bajando de precio.

En cuanto al diésel, el último aumento mensual fue en mayo de 2022, con una subida del 16.9%. Luego de ello cayó un 1.2% en junio, un 11% en julio, 5.9% en agosto y 2.7% en septiembre.

La comida ralentiza su aumento de precio en septiembre

En el caso de los alimentos, aunque la comida es un 13% más cara que el septiembre pasado, por primera vez este año sube por debajo del 1% con respecto al mes anterior. Sigue subiendo, pero cada vez menos.

Marzo fue el mes de 2022 en el que los alimentos más aumentaron su costo en Estados Unidos (1.5%). En ese momento, como referencia de algunos productos que inciden en su precio por ser la base de la preparación de muchos de ellos, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, del inglés Food and Agriculture Organizationseñalaba de un aumento global del 21% en el precio del trigo y del 33% en el de la cebada. Por otro lado, los fertilizantes, pieza clave en el proceso agrícola, habían aumentado un 40%.

En la Unión Europea, el precio de los alimentos de julio a agosto (último dato disponible) subió más que en Estados Unidos: un 1.3% en la Unión Europea frente al 0.7% de Estados Unidos en esos mismos meses.

¿Y qué pasa en el resto del mundo?

De acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía más grande del mundo, tomando como referencia su Producto Interior Bruto (PIB), es Estados Unidos.

Para ponerlo en contexto, en esa misma lista, le sigue China, cuya inflación en septiembre de 2022 con respecto al septiembre anterior es del 2.8%; Japón, con una inflación del 3%; Alemania, en donde la inflación llegó al 10%Reino Unido, del 9.9%; India, 5.9%; Francia, con una inflación del 5.6%; e Italia, cuyo IPC llegó al 8.9% interanual.

En América Latina, hay 2 países que ocupan un lugar entre las peores inflaciones del mundo: Venezuela, con el 114.1% interanual (en agosto, en este caso), y la Argentina, con el 83%.

Otros datos de la región nos muestran a Brasil con el 7.2%; Colombia con el 11.4%República Dominicana con el 8.6%Honduras con el 10%Guatemala con el 9%Nicaragua con el 11.5% o El Salvador con el 7.5%. Todos ellos en la comparación interanual.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS