VOZ. Patricia de Lima es la voz de las mañanas de radio El Zol en el área metropolitana de DC. | Foto: Cortesía Patricia de Lima.
COMPARTE

Patricia De Lima nació para hablar. Cuando aún no tenía oyentes, el espejo era su interlocutor y el puño de su mano el micrófono. Esos fueron los comienzos, en Venezuela, de una de las voces latinas más populares para los hispanohablantes en el área metropolitana de Washington DC.

Ese don de hablar, comunicar, informar, transmitir y todas sus variantes en ella es innato, por eso enfiló directo a la facultad de comunicación social en su ciudad, Valencia. Terminado el quinto semestre vino de vacaciones a Virginia. Eso fue hace 18 años.

De Lima es la locutora y productora del programa El Meneo de radio El Zol 107.9. Su voz recargada de optimismo es la que entra todas las mañanas en los hogares de muchos latinos o los acompaña en el recorrido a sus trabajos. En su equipaje no traía experiencia. “Es que no vine para quedarme. Esos días hubo un referéndum en Venezuela. Me dije si gana Hugo Chávez no vuelvo”.

PREMIOS. Durante tres años, Patricia de Lima fue nominada para los Premios Medalla de Cortez como Personalidad de Radio del Año. | Foto: Cortesía Patricia de Lima.

Chávez ganó y De Lima tuvo que buscar trabajo. La señorita de uñas de punta en blanco se pasaba el día desabotonando camisas en una tintorería. Hasta que dijo “esto no es para mí”. Se matriculó en el campus de NOVA, en Sterling para aprender inglés y se empleó como cajera en el supermercado Giant. Le pareció que era “el mejor trabajo del mundo”, porque podía cotorrear a sus anchas con los clientes. Es que la personalidad de De Lima irradia cercanía y calidez.

Un huequito en El Zol

Para sacarle provecho a esa facilidad de palabra se apuntó en Connecticut School of Broadcasting. Quería encaramar las córneas de sus ojos a una cámara de televisión, por eso era la última en poner empeño en las clases de radio, hasta que su profesor, Aaron “Herkules” Graves, Sr, le dio un tirón de orejas.

“Me di cuenta que si no me ponía las pilas estaba perdiendo el tiempo. Me abrió los ojos y me convertí en su mejor alumna”. Dos años de estudios y con la ayuda del mismo profesor echó los dados de la suerte en El Zol. “Fue el mejor regalo del mundo, comencé en 2008 de pasante, editando y grabando comerciales”. Luego le dieron un espacio los fines de semana y en las vacaciones. “Yo era la que llenaba los huequitos”.

CEREMONIAS. Su trabajo en la radio El Zol ha ampliado la versatilidad de Patricia de Lima como maestra de ceremonias en conciertos, fiestas y desfiles de la comunidad latina. | Foto: Cortesía Patricia de Lima.

Hoy, junto con Joel Silva -más conocido como Chepe-, es la estrella de las 5 am a las 10 am en el show El Meneo. En ese tiempo dan noticias, farándula, deportes, salud e información comunitaria.

“Es mi hermana, es una persona entregada a la comunidad, que ayuda a las escuelas y a los hospitales de niños. En lo profesional es versátil, sabe improvisar, es espontánea y para nada se cree la líder del show. Es mi locutora favorita y mi ejemplo a seguir”, dice Chepe. En lo personal le llueven más cualidades: “siempre está alegre, saluda con todo el mundo y parece un cupido andante. Si el amor representa algo, es a Patricia”.

El recuerdo y la filosofía de su abuelo John De Lima hacen más llevadera esta existencia de horarios tan complicados. “Tenía el mejor carácter del mundo, era ingeniero petroquímico, le encantaba aprender de todo y me decía: ‘No creas que lo sabes todo. Viaja, conoce mundo, el esposo y los hijos los dejas para después’, vaya que sí le he hecho caso”.

Vale la pena la “madrugadera”

HOSPITALES. Cada año es la locutora oficial de los radiotons que realiza El Zol para recaudar fondos para dos hospitales de niños. | Foto: Cortesía Patricia de Lima.

Cuando ve el trabajo que El Zol y su voz hacen por el Hospital Nacional de Niños en DC y por el Hospital St. Jude se convence “al mil por ciento de que valió la pena quedarse, me encanta la vida que he creado aquí, ha sido como ir subiendo una escalerita con mucho trabajo, disciplina y madrugadera”.

Cada año se hacen radiotones -como los teletones- para recaudar dinero. “Los latinos son increíblemente generosos, llevan donando millones de dólares a favor de esos centros de salud”.
De las labores solidarias de su hija es fiel observadora su madre, Patricia. Son tan almas gemelas que ni siquiera necesitan dos tortas para el cumpleaños, nacieron el mismo día, solo que con 35 años de diferencia. “Es mi único tesoro. Cuando nació fue un renacer en nuestras vidas”.

VENEZUELA. Patricia de Lima llegó de Venezuela hace 18 años y desde entonces poco a poco se ha ido ganando un espacio en el mundo de la radio. | Foto: Cortesía Patricia de Lima.

Según su madre, “la Patri vio mi ejemplo, teníamos un restaurante a una hora de camino y me levantaba a las cuatro de la mañana, lo aprendió de mí”. También es una fan de primera fila de su hija. “Quería ser comunicadora, me pareció perfecto, porque le encanta hablar y eso la hace feliz”.

Quiere seguir en El Meneo y con el tiempo quizá tener un programa en televisión, sacar adelante su emprendimiento Epik Snap, de ropa personalizada de fiestas y como soñar es gratis, más adelante le encantaría ser propietaria de un hotel junto al mar del Caribe, casarse y “tener mi propia gentecita”.

Hasta que ese momento llegue, usted oyente, si algún día está sintonizando en el dial de su radio y una suave y relajada voz le susurra “buenos días hermosura de la vida”, ha de saber que esa es Patricia De Lima y que quiere hacerlo miembro de su familia radial.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS