Foto: Factchequeado
COMPARTE

Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

-El nuevo dueño de la plataforma ha ido lanzando en su perfil una serie de pistas sobre los posibles cambios que llegarán a la plataforma en las próximas semanas.

-Sobre el lanzamiento de una nueva función de verificación de cuentas (con la insignia azul), el magnate respondió a un usuario el 13 de noviembre que "probablemente al final de esta semana" estaría disponible.

-Ante este tipo de cambios, Musk ha explicado que Twitter “hará muchas tonterías en los próximos meses” y que la estrategia a seguir será “mantener lo que funciona y cambiar lo que no”.

Elon Musk formalizó la compra de Twitter el pasado 27 de octubre. Durante sus 2 primeras semanas al frente de la compañía, la red social se ha vuelto un caos. El magnate ha ido lanzando en su perfil una serie de pistas sobre los posibles cambios que llegarán a la plataforma en las próximas semanas. Sin embargo, en algunas ocasiones Musk ha terminado retractándose a las pocas horas, y eso se ha traducido en que haya funciones que aparecen y desaparecen dentro de la plataforma. Por ejemplo, la etiqueta con la palabra “oficial” que colocaba en algunas cuentas verificadas.

Repasamos en este artículo cuáles son las medidas que ha propuesto Musk y qué sabemos de ellas hasta ahora. Recordamos también que estas son muy cambiantes y que a veces solo duran horas, por lo que esta pieza se irá actualizando en función de los nuevos anuncios.

El pago por la verificación y Twitter Blue

Apenas unos días después de su llegada a Twitter, Elon Musk anunció que pretendía cobrar a los usuarios verificados en la red social. Las personas con el famoso check azul junto a su nombre –que nos indica que se trata de una cuenta auténtica de interés público, como perfiles de políticos o medios de comunicación– tendrían que pagar, en principio, una tarifa mensual de 8 dólares , que se adaptaría al poder adquisitivo de cada país. Se trata de una nueva función de Twitter Blue, un servicio premium de suscripción que permite, por ejemplo, deshacer tuits, tener una navegación personalizada o crear diferentes carpetas para guardar elementos. Hasta el 11 de noviembre, solo está disponible en Canadá, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.

Este cambio en el sistema de verificación podría generar problemas a la hora de luchar contra la desinformación en la plataforma: la iniciativa podría dificultar que los usuarios pudieran diferenciar a los perfiles reales de aquellos que se hacen pasar por ellos Al 11 de noviembre, Twitter recogía en sus políticas los requerimientos para obtener la etiqueta de verificación. Entre ellos, que se pueda entregar algún tipo de documento identificativo o una muestra de trabajo que respalde que nuestro cargo es real. Cuando se ponga en marcha, formará parte de un servicio premium de la plataforma y todavía no sabemos qué mecanismos de verificación se utilizarán para que no se den casos de suplantación de identidad.

En realidad, incluso con el sistema lanzado, solo han hecho falta unos días para que varios usuarios consiguieran obtener la insignia azul (que hasta ahora se ha asociado a la oficialidad de las cuentas) y se dedicaran a suplantar la identidad de perfiles oficiales. En la imagen vemos 2 casos en los que se hacen pasar por el CEO de Meta, Mark Zuckerberg, y por el expresidente de Estados Unidos George W. Bush. También en Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado, han alertado de cómo están los timadores aprovechando este cambio en las verificaciones para engañarnos y suplantar cuentas de la propia plataforma.

Un ejemplo del impacto de la desinformación a través de una cuenta falsa es el de la farmacéutica Eli Lilly, que sufrió una caída en Wall Street de más del 4% después de que una cuenta con la insignia azul afirmara que la insulina de esta firma pasaba a ser gratis. Desde la compañía, además de pedir disculpas en su perfil oficial por el mensaje de la "cuenta falsa", decidieron congelar las campañas publicitarias de Twitter, según The Washington Post.

Musk quería lanzar esta función el pasado 7 de noviembre, pero acabó retrasándolo al día 9 del mismo mes, según pudo saber The New York Times. El retraso, explican, se debía a la preocupación de muchos usuarios y empleados de que este sistema pudiera generar confusiones o desinformación ante las elecciones estadounidenses de medio término, que se celebraron el martes 8 de noviembre.

Sin embargo, el 11 de noviembre The Guardian publicó que el servicio de verificación de Twitter Blue no estaba disponible, mientras que la editora jefa de Platformer, Zöe Schiffer, explicó ese día en un hilo que la compañía había "suspendido el lanzamiento" del servicio a través de una publicación en Slack en la que se dijo que lo que se buscaba era "ayudar a abordar los problemas de suplantación de identidad". Sobre este punto, ni Musk ni Twitter hicieron ningún anuncio en sus cuentas oficiales durante el fin de semana, pero el magnate sí respondió el 13 de noviembre a una pregunta que le hizo un usuario sobre cuándo volvería Twitter Blue. "Probablemente al final de esta semana", dijo Musk asumiendo que no estaba operativo el servicio. 

Twitter lanza la etiqueta ‘Oficial’ para algunas cuentas verificadas, lo borra a las horas y lo reactiva sin preaviso

Twitter anunció el día 9 de noviembre la puesta en marcha de una nueva función que permite identificar a lo que considera “cuentas de alto perfil”, como políticos, empresas, o medios de comunicación. En ellas, además del famoso check azul, que nos señala que están verificadas, aparecería, justo debajo, una etiqueta con la palabra ‘oficial’.

Se trata de una novedad que ha funcionado durante horas y que los usuarios han podido ver en diferentes cuentas de la plataforma, como en la del diario El Español o en la del youtuber Marques Brownlee. Sin embargo, Musk decidió eliminarlo horas después de ponerlo en marcha. “La he eliminado””, dijo Musk, que aseguró que el check azul será “el gran nivelador” de esos perfiles.

Ante este tipo de cambios, ha explicado que Twitter “hará muchas tonterías en los próximos meses” y que la estrategia a seguir será “mantener lo que funciona y cambiar lo que no”.

El 11 de noviembre, la función volvió a activarse y se puede ver en perfiles de Twitter como este de Prime Video España o en el de Nike. También en tuits patrocinados, como los siguientes ejemplos de Uber Eats o Caixabank.

Nuevas funciones de Twitter Blue

Twitter Blue es un servicio premium de suscripción a la plataforma, que, ahora mismo, permite, por ejemplo, deshacer tuits, tener una navegación personalizada o crear diferentes carpetas para guardar elementos. Desde la compañía, aseguran, están trabajando ahora en nuevas funciones que podrían llegar próximamente.

Los usuarios suscritos verán menos anuncios en la red que aquellos que no lo estén, según lo que dijo el propio Musk, aunque todavía se desconoce cuál será la proporción de anuncios entre las cuentas suscritas y las que no paguen por este servicio. También podrán publicar videos más largos, algo que podría beneficiar a los creadores de contenido y también a las empresas, que podrían ver en esta función un motivo para suscribirse. Ahora mismo, el límite son 42 minutos, aunque según Musk podría aumentarse el próximo mes. También, que algunos de esos videos fueran de pago, es decir, que no podrían verse si no se paga una tarifa específica.

Otra de las novedades pasaría por que aquellos que estén suscritos a Twitter Blue tengan más relevancia en la plataforma: tendrían prioridad en las menciones, la búsqueda o las respuestas.

Además, según recoge The New York Times, Musk también estaría pensando en activar la posibilidad de que los usuarios pudieran pagar por enviar mensajes privados a usuarios de alto perfil. Podrían así ponerse en contacto con celebridades o políticos que recibirán los mensajes en una bandeja de entrada distinta, según el periódico. Una vez los reciban, podrán elegir cuáles quieren responder y cuáles no.

Tuits más largos y monetización de contenidos

Elon Musk anunció en su cuenta de Twitter que, muy pronto, la red permitirá que se puedan publicar tuits más largos –hasta ahora contaban con 280 caracteres– para acabar con las “absurdas capturas de pantalla” del bloc de notas. Además, publicó que también activará una función que permita a los creadores monetizar todos sus contenidos. El magnate planea mejorar la tarifa actual de YouTube, que paga a sus creadores el 55% de los ingresos publicitarios totales que generan en sus videos según The New York Times. “Podemos superarlo”, contestó Musk al youtuber Quinn Nelson.

Además, Musk estaría considerando poner un muro de pago para poder acceder al contenido de Twitter, según afirma el periodista tecnológico Casey Newton en Platformer. Es decir, que los usuarios tuvieran que pagar una mensualidad para poder acceder a todo el contenido de la plataforma. El objetivo de Musk, según dijo durante un directo en Spaces –la función de audio en directo de Twitter–, es que Twitter sea “una aplicación para todo”. Se inspira en WeChat, una plataforma china que usan más de mil millones de personas, y en la que se pueden enviar mensajes, buscar noticias, pedir taxis o pedir comida.

En el directo, Musk habló incluso de una visión de Twitter que permitiera procesar pagos, con tarjetas de débito y cuentas bancarias conectadas, como PayPal, la empresa de pagos digitales que ayudó a fundar.

Libertad de expresión, parodias y un consejo de moderación de contenidos

Desde antes de su llegada a Twitter, Elon Musk se ha definido como “un absolutista de la libertad de expresión”. El dueño de Tesla ha expresado en varias ocasiones que está comprometido con este tema y asegura que permitirá cuentas parodia –aquellas que se burlan de usuarios reales– siempre que estas lo especifiquen dentro de la cuenta: tendrán que indicarlo en su biografía y también en el nombre (a pesar de que ya se han suspendido cuentas que incluían la palabra “parodia” en el nombre del perfil).

Desde que se pusiera al frente de la compañía, diferentes usuarios cambiaron su nombre y su foto para que su perfil pareciera el de Musk como protesta ante su plan para pagar 8 dólares por el sistema de verificación. Él les suspendió la cuenta.

Ante las quejas, Musk respondió: “Las cuentas que suplanten una identidad sin especificar claramente que son una parodia se suspenderán permanentemente”. Antes, se enviaba un aviso antes de la suspensión, pero “ahora que estamos implementando una verificación generalizada, no habrá advertencia”. Además, aseguró, cualquier cambio de nombre “provocará la pérdida temporal de la marca de verificación”.

Además, según explicó Musk, la red social contaría con un consejo de moderación de contenidos que incluya a distintos representantes “con puntos de vista muy divergentes”, que incluirán, según ha dicho, a la comunidad de derechos civiles y grupos que enfrentan violencia alimentada por el odio. Las decisiones importantes de contenido, señaló, se tomarán teniendo en cuenta las opiniones de este consejo, que también se pronunciará sobre el reestablecimiento de cuentas que hayan sido suspendidas, como la del expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

Despidos masivos en la compañía

Elon Musk ha anunciado grandes recortes en la compañía. Recortes que pasaron por un despido masivo de más de 3,700 trabajadores. Sin embargo, horas más tarde, la compañía pidió a decenas de ellos que volvieran, como recoge Bloomberg. Algunos, explican, fueron “despedidos por error”, mientras que de otros se prescindió antes de que la empresa se diera cuenta de que “su trabajo y su experiencia eran necesarios para la compañía”.

La mayoría de los trabajadores despedidos se enteró a través de un correo electrónico, dice Bloomberg. Además, se les suspendió “repentinamente” su acceso a los sistemas de la empresa, como el correo electrónico o su cuenta de Slack –una plataforma de mensajería interna que usan diferentes empresas–. Musk lo justificó con las supuestas pérdidas de la compañía: “Con respecto a la reducción de los trabajadores de Twitter, desafortunadamente no hay otra opción cuando la compañía está perdiendo más de 4 millones de dólares por día”.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS