Qatar 2022
SEGUIDO. Federico Valverde (der.) es uno de los mejores futbolistas del año/EFE
COMPARTE

Todo Mundial sirve como vitrina; sin embargo, parte de los presentes arribarán al Mundial Qatar 2022 con los pergaminos suficientes para ser consideradas las estrellas a seguir. Muchos de ellos buscarán sumar a sus largas listas de galardones el trofeo de campeón del mundo, mientras que otros intentarán seguir alimentando su precio en el mercado.

Sea como sea, la misión es clara: hacer que su talento individual impulse el colectivo para trascender en el evento.

Los consolidados

Hay nombres propios que brillan con luz propia. El argentino Lionel Messi es uno de ellos. La figura del Paris Saint-Germain quiere nutrir su leyenda y obtener el trofeo de la Copa del Mundo lo llevaría a intervenir en un grupo en el que se asoman nombres como los de Diego Maradona o Pelé, considerados los más grandes en la historia del balompié.

Cristiano Ronaldo no se queda atrás. El portugués del Manchester United busca mejorar su más destacada participación en un Mundial, el cuarto puesto obtenido en Alemania 2006, su torneo debut. El goleador, quien tiene en mente un par de marcas individuales, quiere sumar junto a la Eurocopa ganada en 2016 el título del mundo.

El reciente ganador del Balón de Oro, Karim Benzema, aspira ser el motor de una Francia golpeada por importantes lesiones en sus figuras habituales, pero esta vez con él como buena nueva. Ausente por años en las convocatorias nacionales, tiene como misión demostrar que su carrera no solo es brillante con el Real Madrid.

Otro que promete agitar las redes en Qatar 2022 es Robert Lewandowski. El delantero polaco tendrá una dura tarea y será ayudar a su país a trascender e instalarse más allá de la fase de grupos. Eso sí, para lograrlo deberá destacar en una zona en la que comparte con Argentina, México y Arabia Saudí.

El grupo lo cierra Neymar, quien aparece en esta convocatoria de Brasil como un jugador de mayor madurez y experiencia. Su actual temporada en el Paris Saint-Germain vaticina un Mundial más que positivo para él, quien podría bajar su cuota goleadora en pro de suministrar balones importantes para sus compañeros en el cuadro amazónico.

Qatar 2022: Presente y futuro

Tomar el testigo para dominar el fútbol es la misión de Kylian Mbappé, algo que ha estado logrando gradualmente desde que en 2018 fue parte de la selección de Francia que se coronó en Rusia.

El delantero del Paris Saint-Germain es considerado el máximo exponente del fútbol de cara a futuro, una pieza cotizada en el mercado que fue centro de atención en el pasado mercado de fichajes como objeto de deseo del Real Madrid, a pesar de decidirse por el combinado galo.

Mbappé ya sabe lo que es brillar en una Copa del Mundo, incluso marcar en una final, por lo que la presión no debería ser un obstáculo alto para él ahora en Qatar 2022.

También europeo, el español Gavi llega a la cita como el flamante ganador del Golden Boy, premio que se entrega al mejor jugador joven del planeta. El volante del FC Barcelona espera desarrollar su juego con el fin de ser el distribuidor de juego del cuadro ibérico, mientras demuestra que ser joven no es sinónimo de inmadurez.

En este lado del mundo hay dos piezas que comparten camerino y tendrán en Qatar la gran oportunidad de deslumbrar. Uno de ellos es Vinicius Jr. El delantero brasileño del Real Madrid mostró una notable evolución la pasada temporada con el club merengue, al punto de vestirse de héroe en la última final de la Liga de Campeones de Europa al marcar el único tanto del choque frente al Liverpool.

El amazónico tiene un juego vistoso lleno de regate, ese Jogo Bonito que tanto ama el seguidor del balompié brasileño y con el que esperan adueñarse del territorio catarí.

El otro es Federico Valverde, también referente del Real Madrid y quien es visto como uno de los jugadores de mejor temporada. Cuando se forma parte de una plantilla tan nutrida como la del club español, destacar es una virtud que no todos los jóvenes logran desarrollar; sin embargo, el uruguayo bien podría ser considerado el mejor elemento de la entidad en el actual curso.

Volante de primera línea, extremo, incluso lateral. La polivalencia y entrega del charrúa es una de sus grandes características, así como su poca timidez para aparecer cerca del área y probar al arco.

Si todo sale bien con su selección, el miembro de la celeste se perfila en su corta carrera como el próximo capitán de un grupo marcado por el proceso de transición y que tiene en él a su nuevo ídolo y referente.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS