Qatar
FIGURAS. La organización y la FIFA sumarán a sus cuentas tras el Mundial/EFE
COMPARTE

El anuncio de Qatar como sede del Mundial del año en curso se dio en diciembre de 2010. Así, la nación que albergará la cita deportiva que arrancará el 20 de noviembre tuvo poco menos de 12 años para poner a tono cada detalle de cara a uno de los eventos deportivos más seguidos en el planeta.

El enorme lapso permitió al emirato tener una planificación y tiempo para estructurar todo lo concerniente a la Copa del Mundo, desde la construcción de estadios, la remodelación de los ya existentes, hasta pasar por todo aquello que pueda servir para el disfrute de los seguidores del balompié que no acudan a los recintos donde se celebren los encuentros.

Durante un mes, el país que se encarga de abrir sus puertas para albergar el Mundial también se convierte en el principal atractivo turístico de todo el planeta, por lo que es toda una obligación mostrarse bajo las mejores condiciones posibles.

La estructura

Desde un plano general, el portal Statista reveló que Qatar se estableció como el Mundial más costoso en la historia del fútbol, pues el gasto para todo lo que gira en torno al evento que iniciará el 20 de noviembre ascendió hasta los $200 mil millones.

Dicha cifra dejó atrás -y con mucha distancia- la inversión de $15 mil millones que hizo Brasil en el año 2014 para servir como epicentro de la Copa del Mundo.

Recaudación

Ante lo elevado que podría resultar la organización, el gobierno local no tiene problemas en aceptar que no logrará tener de vuelta todo lo que se desembolsilló; sin embargo, se espera que los ingresos por la cita lleguen hasta los $17 mil millones.

La FIFA también gana

El organismo que rige la disciplina en todo el planeta no se queda atrás; todo lo contrario, el grupo podría terminar el campeonato con una obtención de hasta $2 mil millones, la mayor parte de esto gracias a los de aparición de la marca, además de la venta de los derechos televisivos.

Indumentaria

En el negocio del fútbol no todo se concentra en un bolsillo. Además de los puntos ya expuestos, las marcas deportivas esperan quedarse con una buena ganancia para el cierre del año.

Frente al entusiasmo que desata el Mundial, las indumentarias que presentan las casas deportivas que visten a las 32 selecciones muestran su mercancía con la clara intención de sumar en el mes de la Copa del Mundo.

En el Mundial Rusia 2018, las marcas que estuvieron detrás de los uniformes de los 32 países participantes acumularon un total de $17 mil millones en la cita.

¿Y las selecciones?

Como toda competencia, el triunfo trae consigo una recompensa. En el caso de la Copa del Mundo, las federaciones clasificadas consiguieron un premio de $2 millones. Las 16 que superen la fase de grupos asegurarán $12 millones. La cifra asciende a $18 para aquellas que se metan en cuartos de final, mientras que el que pierda el juego por el tercer puesto se llevará $25 millones.

El tercer país en el torneo sumará $30 millones, el subcampeón $40 millones y el flamante vencedor regresará a su territorio con $50 millones.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS