huelga ferroviaria
ECONOMÍA. El país perdería millones de dólares al día/Pixabay
COMPARTE

A pesar de que la Casa Blanca busca evitar a como dé lugar una huelga ferroviaria, la intervención del Congreso no parece tener un acuerdo entre las partes.

El hecho, en caso de concretarse, supondría un duro golpe a la economía estadounidense, afectada en los últimos meses por la inflación.

No es cualquier cosa. Desde la Cámara de Representantes, la presidenta Nancy Pelosi apoya al gobierno federal y su intención de evitar que se genera una huelga ferroviaria; sin embargo, en el Senado no todos ven la situación de la misma manera.

Las voces de lado y lado. "Toda nuestra nación sufriría: más de 750 mil trabajadores, incluidos muchos miembros del sindicato, perderían sus empleos en solo las primeras dos semanas. Millones de familias no podrían obtener comestibles, medicamentos y otros bienes, y nuestra economía se paralizaría a medida que continúa recuperándose", manifestó este lunes Pelosi en un comunicado.

  • Un día después, el senador republicano Marco Rubio indicó que "el hecho de que el Congreso tenga la autoridad para imponer una solución de mano dura no significa que debamos hacerlo".
  • "Es incorrecto que la Administración Biden, que no ha luchado por los trabajadores, pida al Congreso que imponga un acuerdo que los propios trabajadores han rechazado. No votaré por ningún acuerdo que no cuente con el apoyo de los trabajadores ferroviarios", agregó.
  • "Joe Biden lo arruinó. Tuvo la oportunidad de demostrar su pedigrí favorable a los trabajadores a millones de trabajadores simplemente pidiendo al Congreso una legislación para poner fin a la amenaza de una huelga nacional en términos más favorables para los trabajadores", denunció Hugh Sawyer, tesorero de Railroad Workers United, un grupo de trabajadores ferroviarios de base.

Las consecuencias. De acuerdo con la Asociación de Ferrocarriles Estadounidenses, la economía de Estados Unidos podría perder $2 mil millones al día si los trabajadores ferroviarios hacen huelga.

La huelga en el sector podría llegar tan pronto como el 5 de diciembre. El hecho amenazaría los envíos de carbón de la nación y su suministro de agua potable.

También generaría efectos en el traslado de pasajeros y el envío de bienes.

Fuente principal de la noticia: The Hill

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS