Qatar
FRACASO. México no pasó de la fase de grupos en Qatar/EFE
COMPARTE

Con los cuartos de final de la Copa del Mundo Qatar 2022 a disputarse, el cuadro muestra el dominio europeo en la cita. De las ocho selecciones aún con vida en el torneo, solo dos se ubican en el continente americano.

Brasil y Argentina, eternos favoritos y siempre listos para luchar; sin embargo, el pelotón del Nuevo Mundo se fue quedando gradualmente en el camino. A Qatar llegaron ocho delegaciones y dos sobreviven.

Un fracaso inesperado

El mayor de los tropiezos lo sufrieron las selecciones de México y Uruguay. En el papel, ambos combinados partían con claras opciones de avanzar a octavos de final en el Mundial; sin embargo, la realidad fue diametralmente opuesta a lo que en un principio se llegó a planificar.

El conjunto azteca, que conformaba el Grupo C, compartió con Argentina, Polonia y Arabia Saudita.

Ante los europeos, un empate sin goles se tomó de la mejor manera, pues los polacos tuvieron el triunfo en un penal del delantero Robert Lewandowski que fue detenido por el portero Guillermo "Memo" Ochoa.

Después, una caída ante Argentina (2-0) puso en aprietos a los dirigidos por Gerardo Martino, quien abandonó el cargo luego del cierre de la etapa a pesar de que superaron 2-1 a los árabes.

México se quedó a solo un gol de clasificar como segundo en su zona, pero no fue posible.

El mismo caso lo protagonizó Uruguay, que solo debía anotar un tanto más en su tercer encuentro de la primera etapa de la Copa del Mundo para trascender; sin embargo, no se pudo y en su lugar las lágrimas de los más veteranos del plantel, entendiendo que esta era su última cita de esta talla, se esfumaba de manera prematura.

La falta de anotaciones marcó -para mal- al seleccionado charrúa, que igualó sin goles en el debut del Grupo H con Corea del Sur y cedió 2-0 ante Portugal en la segunda fecha de su zona.

Cerca de la sorpresa

Costa Rica estuvo a minutos de meterse en los octavos de final en Qatar en un grupo que pudo verlos junto a Japón -primero en su zona- en detrimento de Alemania y España. Al cierre de la etapa, los españoles acompañaron a los asiáticos a ir más allá.

Sin chapa de favorito, el conjunto centroamericano cayó de manera estrepitosa en su debut contra España por 7-0, derrotó 1-0 a Japón y cedió 4-2 ante Alemania. Frente a este último llegó a estar arriba en el marcador durante el segundo tiempo, resultado que los metía en la ronda de las mejores 16 selecciones.

Altibajos norteamericanos

El regreso de Estados Unidos al Mundial fue celebrado por todo lo alto. A Qatar arribó una de las plantillas más jóvenes de todo el torneo y también de las más llamativas dado el talento de sus representantes.

Sobrevivió al Grupo B, en el que empató con Gales e Inglaterra para superar después 1-0 a Irán.

Ya en octavos enfrentó al líder del Grupo A, Países Bajos, combinado que mostró su mejor versión hasta la fecha en la Copa del Mundo en dicho encuentro y terminó imponiéndose con comodidad en el encuentro de eliminación directa por 3-1.

La suerte no fue igual para Canadá, que en su segundo evento de esta talla finalizó en la última casilla del Grupo F sin puntos. Fueron caídas por 1-0 ante Bélgica, 4-1 con Croacia y 2-1 frente a Marruecos.

Como punto positivo para dicha plantilla estuvo el primer gol de su historia en Mundiales, con un cabezazo de Alphonso Davies contra el conjunto croata.

Un derrota dolorosa

En la siempre complicada eliminatoria Conmebol rumbo a la Copa del Mundo, Ecuador destacó al ser tercera, solo por detrás de Brasil y Argentina. Los pupilos de Gustavo Alfaro no demostraron miedo frente a los gigantes de la zona al punto de clasificar a Qatar de manera directa.

Una vez se sortearon los grupos en la Copa del Mundo se les vio como uno de los combinados con menores opciones para trascender; sin embargo, en su debut contra el cuadro anfitrión mostró una de sus mejores versiones y salió celebrando con un marcador de 2-0.

Días después enfrentó a Países Bajos, en una demostración de categoría con la que firmaron un empate a un tanto y arrinconando en la segunda mitad al cuadro europeo, un eterno favorito sin corona en los Mundiales.

Todo parecía indicar que la mesa estaba servida para clasificar a octavos de final en la Copa del Mundo en su último choque de la primera etapa del torneo ante Senegal, que debía ganar para avanzar. Un empate bastaba para los sudamericanos, que perdieron 2-1.

Paradójicamente fue un juego distinto para los ecuatorianos, especialmente en el primer tiempo, con errores poco comunes y mucha presión. Aunque la dinámica mejoró en el complemento, el revés fue inevitable y la decepción de la Tri se hizo notar en el rostro de sus protagonistas.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS