Jóvenes palestinos celebran encima de un carro quemado luego de ser robado y trasladado desde el territorio israelí hasta Jabalia, en Gaza. FOTO: Samar Abu Elout - The New York Times.
COMPARTE

El primer ministro de Israel ordenó la movilización de reservistas después de que militantes palestinos dispararon miles de cohetes e invadieron varias ciudades israelíes. Según funcionarios israelíes y palestinos, más de 250 personas han perdido la vida.

Desde Jerusalén

Israel y Hamás declararon estar en guerra el sábado después de que militantes palestinos lanzaran un asalto en la madrugada al sur de Israel que tenía pocos precedentes en cuanto a complejidad y alcance, invadiendo varias ciudades israelíes y disparando miles de cohetes hacia ciudades tan lejanas como Jerusalén.

Los militantes cruzaron a Israel por tierra, mar y aire, disparando al menos 2,200 cohetes hacia el país durante la mañana, según el ejército israelí. Israel respondió con masivos ataques aéreos en ciudades de Gaza.

Hasta comienzos de la tarde, al menos 40 israelíes habían sido reportados como fallecidos por el principal servicio de ambulancias del país.

El Ministerio de Salud Palestino en Gaza informó que 198 palestinos habían perdido la vida y 1,610 palestinos resultaron heridos el sábado. Yousef Abu al-Rish, el principal funcionario de salud palestino en Gaza, dijo que la mayoría de las bajas resultaron de enfrentamientos en el interior de Israel.

El primer ministro Benjamin Netanyahu de Israel dijo que las operaciones estaban en marcha para desalojar a los militantes de las ciudades infiltradas y que había ordenado la movilización de reservistas.

“Estamos en guerra”, dijo en una declaración televisada.

Hombre observa el daño causado cerca de su edificio por cohetes lanzados desde Gaza hacia Ashkelon, Israel, por Hamas hoy 7 de octubre, 2023. FOTO: Tamir Kalifa – The New York Times.

El momento del asalto fue llamativo, ya que golpeó a Israel en uno de los momentos más difíciles de su historia. Siguió a meses de profunda ansiedad sobre la cohesión de la sociedad israelí y la preparación de su ejército, una crisis desencadenada por los esfuerzos del gobierno para reducir los poderes del estamento judicial. Y los ataques ocurren 50 años y un día después de la Guerra de Yom Kippur de 1973, cuando Israel también fue sorprendido por un complejo ataque árabe, lo que llevó a enormes pérdidas israelíes y a una profunda reflexión sobre el estado del país.

El empobrecido enclave costero de Gaza ha estado bajo bloqueo por parte de Israel y Egipto durante 16 años. Muhammad Deif, el líder de la ala militar de Hamás, la organización militante islámica que controla Gaza, dijo en un mensaje grabado que el grupo había decidido lanzar una “operación” para que “el enemigo entienda que ha llegado el momento de poner fin a su ocupación sin rendir cuentas”.

El ejército israelí dijo que los atacantes habían cruzado la valla fronteriza en varios lugares a lo largo del perímetro de Israel con Gaza. Militantes palestinos se infiltraron en al menos siete comunidades israelíes y bases del ejército, según el portavoz militar israelí, teniente coronel Richard Hecht.

Evegnia Simanovich corre hacia el refugio de concreto cerca de su casa para protegerse de los ataques lanzados por Hamas hoy, 7 de octubre, 2023. FOTO: Tamir Kalifa – The New York Times.

La Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden había sido informado sobre los combates, y los ataques recibieron la condena de varias potencias occidentales, con críticas abiertas a Hamás como organización terrorista. Adrienne Watson, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, dijo que Estados Unidos “condena inequívocamente los ataques no provocados de los terroristas de Hamás” y que Estados Unidos apoya “firmemente” a Israel.

Las Brigadas Al Qassam, la ala militar de Hamás, dijeron que había una operación militar “en defensa de la mezquita de Al Aqsa”, parte del sitio sagrado altamente disputado en Jerusalén que miles de judíos han visitado en las últimas semanas, y contra el bloqueo israelí.

El Ministerio de Salud de Israel informó que al menos 779 israelíes heridos habían sido atendidos en hospitales de todo el país. El Centro Médico Soroka en la ciudad sureña de Beersheba había admitido a más de 80 personas, algunas de ellas “en condiciones muy difíciles”, según un portavoz del hospital. El servicio de ambulancias, Magen David Adom, emitió un llamado urgente para donar sangre.

Patrick Kingsley, Isabel KershnerThe New York Times

Lea el artículo original aqui.

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación