La Fed evaluará recortar el estímulo a medida que se fortalece la recuperación

por | Jun 14, 2021

ECONOMÍA. Jerome Powell, presidente de la Fed/The Washington Post

James Politi en Washington

La reserva federal empezará a evaluar una reducción de su esquema de recompra de activos de $120 mil millones mensuales en un complejo primer paso hacia la disminución del inmenso estímulo monetario implementado durante la pandemia.

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

La discusión del tema podría empezar tan pronto como en las reuniones de esta semana del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) y continuar durante los próximos meses, mientras los funcionarios analizan una recuperación económica más fuerte y mayores niveles de inflación.

Jay Powell, el presidente de la Fed, ha indicado que procedería con cautela y avisaría con tiempo respecto a los planes del banco central para “disminuir paulatinamente” las compras de bonos.

La Fed ha indicado que tendría que ver “un nivel sustancial de avance adicional” en cuanto sus metas para empezar a reducir el ritmo de expansión de su balance.  Si bien la meta podría haberse logrado en cuanto a inflación, la recuperación del mercado laboral ha sido menos robusta y ha estado llena de incertidumbre.

Adicionalmente, funcionarios de la Fed no quiere repetir la experiencia de la “rabieta por disminución” del 2013, una aguda caída en la deuda del Tesoro detonada por los planes del banco central de reducir la flexibilización cuantitativa que implementó después de la crisis financiera.


“Si usted es la persona que toma la decisión, como Powell, el 2013 probablemente cobra mucho peso – quizás más del que debería.  No quiere ser el autor de otra rabieta, eso es algo en lo cual seguramente piensan”, dice Jeremy Stein, actualmente economista de Harvard University y en aquel momento miembro de la junta de gobernadores de la Fed.

El banco central de EEUU ha indicado que la disminución en la compra de activos no será determinada por un cronograma fijo, pero por la evolución de la economía.  Asimismo ha establecido aún más parámetros para fomentar el aumento de las tasas de interés, las cuales actualmente son cercanas a cero, cifra que han mantenido desde comienzos de la pandemia.

La autoridad monetaria está en una posición relativamente cómoda a comienzos de su evaluación, dada la calma en los mercados financieros.  Los precios de la bolsa están cerca de sus máximos históricos y el rendimiento del Tesoro a 10 años ha caído en semanas recientes, aun cuando los datos de inflación han reflejado un incremento de precios más empinado de lo que se esperaba.

“Han logrado que el mercado crea que estas cifras de inflación muy altas son transitorias.  Eso es exactamente lo que deseaban.  Y lo han logrado”, dijo Randall Kroszner, profesor en la escuela de negocios de la Universidad de Chicago y también exgobernador de la Fed.

“Eso les da una larga pista para intentar construir expectativas muy, muy gradualmente [respecto a la política de reducción], teniendo debates y conversaciones.  Entonces, cuando llegue el momento, comenzar el movimiento”.

Pero Powell también estará consciente de que la Fed no puede actuar muy lentamente en la disminución.  Arriesga ser criticado por complacencia si la recuperación se acelera más de lo esperado y se empiezan a materializar los temores sobre recalentamiento.


“Es el transcurso desde una política de emergencia a una política monetaria relajada… es hora de comenzar el descenso”, dijo Rick Rieder, director ejecutivo de inversiones para renta fija global en BlackRock.  “Los mercados preferirían saber que la señal de abrocharse los cinturones se ha encendido y podemos comenzar el aterrizaje”.

Ian Shepherdson, de Pantheon Macroeconomics indicó que los mercados deberían ser “bastante elásticos” respecto al proceso de disminución de la Fed.

“Se está volviendo mucho mas difícil justificar una flexibilización cuantitativa de un millón de millones de dólares anuales cuando la economía claramente está rebotando fuertemente”, comentó.

“Las políticas fiscales son muy acomodaticias y los indicadores están muchísimo más fuertes que lo que estaban en el 2013 cuando los ecos del desplome del 2008 todavía eran tan fuertes.  Por tanto este es un planeta diferente”.


Ser demasiado agresivos hacia la disminución tendría sus propios peligros, dijo Stein.  Podría socavar el mensaje del banco central respecto a que la inflación está bajo control y que al mercado laboral le falta mucho para estar totalmente sano

“La Fed ha estado intentando presentar su visión, de manera razonablemente convincente, respecto a que una gran parte de esta inflación es transitoria, y no hay que preocuparse por ella.  El riesgo es que si aceleran la disminución ahora, el mercado tome eso como una señal de que están empezando a ver una inflación un poco más permanente”, dijo.

Tan recientemente como abril, Powell insistió que la Fed no estaba ni pensando sobre una evaluación de la reducción del estímulo, pero en las semanas más recientes, altos funcionarios del banco central han indicado que la autoridad monetaria estaría lista para comenzar las conversaciones sobre el tema en las próximas reuniones.

Y aún si la evaluación de la disminución paulatina no está formalmente agendada para la próxima reunión semanal del FOMC, se espera que las conversaciones iniciales tengan lugar el martes o miércoles.

Hay muchos detalles que resolver, incluyendo el momento y las condiciones para comenzar la reducción, además de la rapidez y composición de los cambios en las compras de activos.  Algunos economistas piden que, debido al auge del mercado inmobiliario, la Fed reduzca el ritmo de compras de titulizaciones hipotecarias antes de enfocarse en las compras de bonos del Tesoro.

Pero es dudoso que Powell revele muchos detalles del plan hasta que el escenario económico esté más claro, algo que probablemente no se dé antes de la reunión de agosto en Jackson Hole.

“Habrá un reconocimiento de que han comenzado a evaluar los parámetros de lo que podría ser el trayecto del proceso de recompra de activos.  Pero reiterarán que todavía falta un tiempo hasta que se logren otros avances sustanciales”, indicó Michelle Meyer, una de las principales economistas en Bank of America.

“Eso dejará claro que están siendo responsables y que están pensando a futuro”.

Derechos de Autor – The Financial Times Limited 2021

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.


MÁS LEÍDAS

Pagos del crédito fiscal por hijos arrancaron este jueves

Fuente principal de la noticia: NPR Este jueves inició la recepción de pagos mensuales vinculados al crédito fiscal por hijos, objetivo incluido en el American Rescue Plan y que de entrada beneficiará con más de $15 mil millones a 60 millones de niños, según la Casa...

Cuba necesita refrescar su mentalidad para evitar más protestas

Michael Stott Si la mayor ola de protestas en Cuba en varias décadas fue espontanea, la respuesta del gobierno fue todo lo contrario. Puesto que no hay un Castro en el poder por primera vez desde la revolución comunista de 1959, al presidente Miguel Díaz Canel, un...