La economía de Estados Unidos no volverá a ser la misma de febrero de 2020

por | Jun 21, 2021

FINANZAS. “Este es un momento extraordinariamente inusual”, dijo el presidente de la FED, Jerome Powell. | Foto Efe.

La economía de Estados Unidos está saliendo de la pandemia del coronavirus a una velocidad considerable pero con una transformación marcada, ya que las empresas y los consumidores luchan por adaptarse a un nuevo panorama con precios más altos, menos trabajadores, innovaciones y una variedad de inconvenientes.

A finales de febrero de 2020, la tasa de desempleo fue de 3,5%, la inflación era moderada, los salarios estaban aumentando y las empresas estadounidenses intentaban recuperarse de una guerra comercial de varios años.

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

La pandemia lo perturbó todo, dañó algunas partes de la economía mucho más que otras. Pero un esfuerzo de vacunación masiva y el retroceso constante del COVID-19 este año han permitido que muchas empresas y comunidades reabran.

Sin embargo, lo que los estadounidenses están encontrando es casi irreconocible desde hace solo 16 meses. Los precios subieron. La vivienda es escasa. La entrega de muebles, electrodomésticos y numerosas piezas lleva más meses de lo normal. Y hay una dislocación entre millones de trabajadores desempleados y millones de puestos de trabajo vacantes.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconoció toda la incertidumbre esta semana y dijo que los políticos habían juzgado mal las partes de la recuperación y que no están seguros de qué sucederá exactamente a continuación.

“Este es un momento extraordinariamente inusual. Y realmente no tenemos una plantilla ni experiencia en una situación como esta”, dijo Powell el miércoles. “Tenemos que ser humildes acerca de nuestra capacidad para comprender los datos”.


Existe una disputa, entre otras cosas, sobre cuántos de estos cambios son temporales y cuántos se mantendrán durante años y remodelarán los comportamientos. Pero mucha gente está de acuerdo en que, al menos, los cambios son disruptivos.

Trabajo remoto

Hay cambios obvios, como la comprensión de que trabajar desde casa es posible para una parte considerable de la fuerza laboral y la adopción generalizada de pedidos en línea para las necesidades diarias como comestibles. Estos seguirán siendo partes importantes del trabajo y el comercio en el futuro.

Es probable que casi una cuarta parte de los empleados trabajen al menos uno o dos días desde casa cada semana, predijo el McKinsey Global Institute. El comercio electrónico, que creció tres veces más rápido el año pasado que en años anteriores, muestra pocos signos de reflujo.

Luego, están surgiendo nuevas dinámicas a medida que los precios de las viviendas se disparan en muchas partes del país que no están acostumbradas a ver tales aumentos. Si bien millones de propietarios se encuentran repentinamente “ricos en casas”, el aumento de los precios está exacerbando la crisis de asequibilidad. Los expertos temen que lo próximo sea una crisis de alquiler.

Inflación en aumento

Luego está la inflación, que alcanzó un máximo de 13 años en mayo, y es ampliamente vista como el mayor riesgo que podría hundir, o al menos detener, el progreso de la recuperación. Aunque la Fed predice que este será un fenómeno de corta duración, las empresas y los consumidores ya están cambiando algunos comportamientos.

“Debido a que ahora hay tantos jubilados, creo que habrá más presión política para controlar la inflación”, dijo Lisa Cook, profesora de economía en la Universidad Estatal de Michigan. “El público en general se ha acostumbrado a la baja inflación”.


Todo esto se produce en un momento en el que los trabajadores exigen cada vez más salarios y mejores condiciones de trabajo. Quieren más flexibilidad, más oportunidades para los trabajadores de color y más comprensión por parte de los empleadores de las necesidades de salud mental y cuidado infantil. Las empresas están prestando atención, en gran parte porque están desesperadas por encontrar trabajadores. Se estima que hay 9,7 millones de puestos vacantes en este momento, según el sitio de trabajo Indeed. Eso es un récord, y varios millones más de lo que la nación ha visto antes.

Alquiler de vivienda

Cómo se desarrollará todo esto sigue siendo incierto. En la vivienda, los precios en muchos mercados han subido un 10% o más con respecto al año anterior, una dinámica muy diferente a la que experimentó la nación al salir de la Gran Recesión. Muchos de los precios de más rápido crecimiento se encuentran en ciudades más pequeñas, ya que los estadounidenses se están trasladando a lugares con más espacios verdes y sentido de comunidad.

Susan Wachter, codirectora del Instituto Penn de Investigación Urbana de la Universidad de Pensilvania, predice que la nación está al borde de una crisis de viviendas de alquiler. A finales de este mes, expira la moratoria nacional de desalojos, y muchos propietarios están ansiosos por aumentar el alquiler y expulsar a los inquilinos que perdieron sus trabajos durante la pandemia.

Al mismo tiempo, los inversores se han hecho con casas unifamiliares baratas con la esperanza de alquilarlas para obtener buenas ganancias. Los alquileres de este tipo de viviendas ya aumentaron un 5,3% anual en abril, según la firma de investigación CoreLogic.


“Veo el próximo año como un año en el que los alquileres aumentarán en una cantidad sorprendentemente alta”, dijo Wachter. “El problema de la asequibilidad se extenderá a más lugares, especialmente a las ciudades de segundo y tercer nivel”.

En el peor de los casos, podría conducir a más personas sin hogar. Es casi seguro que reforzará la brecha entre los que tienen y los que no tienen.

Fuente: Heather Long/The Washington Post.

Traducción libre del inglés.


MÁS LEÍDAS

Pagos del crédito fiscal por hijos arrancaron este jueves

Fuente principal de la noticia: NPR Este jueves inició la recepción de pagos mensuales vinculados al crédito fiscal por hijos, objetivo incluido en el American Rescue Plan y que de entrada beneficiará con más de $15 mil millones a 60 millones de niños, según la Casa...

Cuba necesita refrescar su mentalidad para evitar más protestas

Michael Stott Si la mayor ola de protestas en Cuba en varias décadas fue espontanea, la respuesta del gobierno fue todo lo contrario. Puesto que no hay un Castro en el poder por primera vez desde la revolución comunista de 1959, al presidente Miguel Díaz Canel, un...