Brasil prometió dar prioridad a los grupos vulnerables para la vacunación

La lentitud en la campaña ha socavado las predicciones que el gobierno hizo en su plan nacional de vacunación

por | May 9, 2021

VACUNA. Se espera vacunar a más poblaciones/Freepik

Después de toda una vida de sentirse invisible, se le dijo a la familia que de repente se convertirían en una de las principales prioridades de Brasil. Cuando el país comenzó a implementar vacunas contra el coronavirus a principios de este año, los funcionarios dijeron que comunidades como la suya, fundada por africanos que escaparon de la esclavitud, serían de las primeras en recibir vacunas.

Pero luego pasaron las semanas, las vacunas nunca llegaron y un día a finales del mes pasado, sonó el teléfono. La voz era débil, pero las palabras eran claras: "Está muerto".

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

"Por el amor de Dios", respondió María Lucía de Morais. "¿Cómo pudo haber pasado esto?"

Los retrasos en el despliegue de vacunación habían dejado a su prima de 70 años indefensa contra el virus que ha devastado Brasil. A los cuatro días de su ingreso hospitalario, estaba muerto.

Ahora De Morais ve su muerte como el resultado de una promesa más que Brasil ha hecho a la gente de los pueblos negros históricos conocidos como quilombos. "Hay una brecha entre el compromiso y la acción", dijo De Morais. "Sentimos que no tenemos derechos sobre nada."

A principios de este año, en reconocimiento de las desigualdades extraordinarias e históricas grabadas en Brasil, el gobierno federal publicó un plan de vacunación que priorizaba a las personas en lo que llamó situaciones de "vulnerabilidad social elevada". Indígenas, residentes quilombo, personas sin hogar y encarcelados: En un reversión de la jerarquía social cotidiana, se unirían a los trabajadores de la salud y a los ancianos al frente de la línea de vacunación.


Te puede interesar: Casa Blanca asegura que la vacunación llevó al país a la vuelta de la esquina

Pero meses después de la asediada campaña de vacunación de Brasil, y en medio de cifras récord de muertes, el gobierno está luchando para mantener ese compromiso. Alrededor de 44 millones de personas han recibido al menos una dosis de vacuna. Casi el 11% de los brasileños han recibido dos. Pero la investigación muestra que sólo el 1% de los residentes de quilombo han sido vacunados completamente. Las tasas son más altas en las aldeas indígenas, donde aproximadamente la mitad han sido vacunadas completamente, pero son más bajas aún entre las personas sin hogar y encarceladas. Las atestadas cárceles de Brasil están abarrotadas de casi 754 mil reclusos. Pero sólo se han administrado 1 mil dosis de vacunas a lo que el gobierno llama un grupo prioritario.

La lentitud en la campaña ha socavado las predicciones que el gobierno hizo en su plan nacional de vacunación, que decía que algunos grupos vulnerables eran tan pequeños que los funcionarios no deberían tener que escalonar las vacunas.

"Es una situación de caos", dijo Felipe Freitas, investigador del Observatorio de Derechos Humanos de Crisis y Covid-19. "Hay una falta de vacunas, una falta de planificación, una falta de logística y la falta de equipos especializados para llevar las vacunas a estos grupos prioritarios".

El Ministerio de Salud de Brasil, que creó y está llevando a cabo el plan nacional de vacunación del país, no respondió a las repetidas solicitudes de comentarios.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino.



MÁS LEÍDAS

Muere Champ, el perro del presidente Joe Biden

Este sábado, el presidente Joe Biden anunció la muerte de Champ, perro de la familia, luego de 13 años con la familia. "Nuestros corazones están apesadumbrados hoy porque les dejamos saber que nuestro amado pastor alemán, Champ, falleció pacíficamente en casa. Fue...