Análisis Ampliado: La Casa Blanca utiliza reservas de petróleo frente a altos precios del combustible y tensión política por presiones inflacionarias

por | Nov 23, 2021

La secretaria de energía de EEUU, Jennifer Granholm. FOTO: EFE/EPA/OLIVER CONTRERAS / POOL

(c) 2021, The Washington PostJeff Stein

La administración Biden dijo el martes que estaba recurriendo a las reservas de petróleo de EEUU en un esfuerzo por combatir los altos precios de la gasolina, la segunda medida de la Casa Blanca en una semana para tratar de abordar los crecientes costos de la energía en un momento en que millones de estadounidenses se están preparando para viajar por carretera.

La administración dijo que el Departamento de Energía liberará 50 millones de barriles de crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo, una reserva de emergencia que Estados Unidos mantiene, en una medida paralela a varios otros países.

Esto se produce cuando el presidente Joe Biden está bajo una creciente presión de los Republicanos por los altos precios de la gasolina y poco antes de que los estadounidenses viajen por el Día de Acción de Gracias. Algunos Demócratas de alto rango habían pedido desde hace semanas a la Casa Blanca que tomara medidas, pero esta decisión podría desencadenar un enfrentamiento con otras naciones importantes productoras de petróleo, las cuales podrían alegar que la Casa Blanca está intentando distorsionar indebidamente los mercados globales de energía.

Si bien los expertos en energía han dicho que recurrir a las reservas haría poco por bajar los precios en las gasolineras, la Casa Blanca dijo que el esfuerzo se llevaría a cabo “en paralelo” con esfuerzos similares de China, India, Japón, Corea del Sur y Gran Bretaña. India, por ejemplo, también anunció que liberaría 5 millones de barriles de petróleo de sus reservas estratégicas.

El precio promedio de un galón de gasolina bajó a $3,40 hoy martes, un centavo menos que ayer, según la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA por sus siglas en inglés). Los costos son aún más altos en estados como Pensilvania, California y Nevada. El precio promedio ha subido dos centavos por galón desde hace un mes, pero es marcadamente más alto que el precio de $2,11 por galón de hace un año. Sin embargo, en noviembre de 2020, la demanda mundial se había desplomado debido a la pandemia del coronavirus.


No está claro qué efecto inmediato sobre los precios tendrá el esfuerzo de la Casa Blanca. Los precios del petróleo han comenzado a bajar independientemente de los esfuerzos de la administración, en parte debido a temores de que nuevas paralizaciones por la pandemia en Europa reduzcan la demanda. Los expertos en energía también han dicho que la producción está aumentando a medida que la economía mundial emerge de la pandemia, lo que debería aliviar las presiones sobre los precios.

Se espera que unos 48,3 millones de estadounidenses conduzcan a sus destinos de Acción de Gracias este año, según la AAA. Eso es un 8% más que el año pasado, pero por debajo de los niveles prepandémicos.

“Los consumidores estadounidenses están sintiendo el impacto de los altos precios de la gasolina en el surtidor y en las facturas de calefacción de sus hogares, y las empresas estadounidenses también, porque el suministro de petróleo no se ha mantenido a la altura de la demanda a medida que la economía mundial emerge de la pandemia”, dijo la Casa Blanca en un comunicado. “Es por eso por lo cual el presidente Biden está utilizando todas las herramientas disponibles para trabajar en aras de reducir los precios y abordar la falta de suministro”.

Los analistas de la industria dicen que es probable que la liberación de las reservas de EEUU tenga un impacto significativo en los precios al consumo sólo si se combina con medidas sustanciales de socios internacionales, aunque aún no está claro cuánto petróleo piensan inyectar los otros países.

Los analistas advirtieron que la medida también podría tener desventajas a largo plazo si provoca el rechazo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), un cartel de los principales productores de petróleo del mundo que controla una parte mayor del mercado global que Estados Unidos y sus aliados.

Según Bloomberg, los funcionarios de la OPEP han advertido sobre una respuesta a la decisión de Biden de insertar las reservas en el mercado, argumentando que la liberación de millones de barriles de las reservas no está justificada. Biden ha pedido repetidamente a la OPEP que aumente la producción para compensar la creciente demanda.


“La conclusión para los motoristas es que esto mueve la aguja, pero muy poco, y tal vez no por mucho tiempo … ciertamente es algo, pero cuánto es ese algo dependerá de cuánto pongan los otros países “, dijo Patrick De Haan, experto en la industria, de Gas Buddy. “Y existe la amenaza de que esto podría conducir a que los precios se eleven durante más tiempo si como resultado la OPEP detiene aumentos significativos de la producción”.

Los Republicanos se apresuraron a criticar la medida de Biden como insuficiente y continuaron culpándolo por los altos precios. El expresidente Donald Trump emitió un comunicado el martes en el que calificó la medida como un “ataque” a las reservas y alegó que Biden ha puesto a Estados Unidos “a merced” de la OPEP.

“Las políticas del presidente Biden están aumentando la inflación y los precios de la energía para el pueblo estadounidense. Recurrir a la Reserva Estratégica de Petróleo no solucionará el problema”, dijo en un comunicado el senador John Barrasso (R-WY), el Republicano de mayor rango en el Comité Senatorial de Energía y Recursos Naturales.

Las críticas reflejan los retos políticos que enfrenta la administración Biden, la cual intenta poner fin a la dependencia de EEUU de los combustibles fósiles a largo plazo y, al mismo tiempo, mantener los precios de la gasolina en niveles manejables para los consumidores estadounidenses a corto plazo.


Una ley de 1975 otorga al presidente la capacidad de recurrir a la reserva en caso de una “interrupción grave del suministro de energía”. La Casa Blanca no ha impulsado medidas más agresivas para bajar los precios, como topes a las exportaciones de petróleo, que algunos congresistas Demócratas han exigido.

Recurrir a la reserva estratégica tuvo más sentido en la década de 1970, cuando Estados Unidos dependía más de las importaciones, pero ahora Estados Unidos tiene una capacidad de producción interna que puede aumentar rápidamente, según Tony Fratto, exfuncionario del Tesoro y de la Casa Blanca durante la administración de George W. Bush.

“No estoy criticando a la Casa Blanca por recurrir a las reservas. Mi Casa Blanca lo usó varias veces”, dijo Fratto. “Pero su único impacto está en los mensajes políticos. No es lo suficientemente grande como para tener un impacto en los precios globales o incluso domésticos”.

Lea el artículo original aquí.


MÁS LEÍDAS

En estos estados habrá cheques de estímulo. Mira si te corresponde

En las próximas semanas los residentes elegibles de al menos 11 estados recibirán pagos o cheques de estímulo de diversos programas de ayuda, en el contexto de la situación económica y el desempleo durante la pandemia del COVID-19. En promedio, el monto a recibir por...


ÚLTIMAS NOTICIAS