Ha cambiado el papel que juega China en la economía mundial

por | Sep 2, 2021

El presidente de la República Popular de China, Xi Jinping ha liderado un proceso de industrialización sin precedentes en el superpoder asiático que ha impactado favorablemente la economía mundial pero con el cual no necesariamente se puede contar a largo plazo. Foto: Washington Post.

La Junta Editorial – Financial Times

Era inevitable que el ritmo de recuperación global desde la pandemia del coronavirus se desacelerara.  La reapertura de una economía a menudo ocurre en etapas, pero sólo puede lograrse una vez.  El impulso repentino de crecimiento que sigue al relanzamiento de la actividad económica después de un cierre no se puede repetir, y la disminución de las restricciones menores no llevará al mismo tipo de resultado.  Pero la reciente debilidad de algunas cifras es preocupante.  No reflejan únicamente la más infecciosa variante Delta y los problemas de la cadena de suministros, sino también una desaceleración en China.

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

El rápido crecimiento de una China en proceso de industrialización – subsidiada por estímulo gubernamental – ayudó a la economía global a recuperarse de la crisis financiera del 2008.  Igualmente, un fuerte rebote en la producción industrial del país el año pasado lo convirtió en uno de los pocos que crecieron en el 2020.  Ahora, sin embargo, hay señales de que su recuperación está perdiendo impulso.  Esto es en parte debido al resurgimiento de antiguas preocupaciones sobre el nivel de endeudamiento personal y corporativo, y también los cambios en las prioridades del partido Comunista que está en el gobierno.

Este miércoles, el índice de gerentes de compras de manufactura Caixin, uno de los más seguidos indicadores independientes de la fortaleza de la que – en algunos términos – es la mayor economía del mundo, dio indicios de una contracción en el sector manufacturero chino.  Es la primera vez que ocurre desde abril 2020, cuando grandes secciones del mundo cerraron sus economías para hacer frente a la pandemia.

La reducción de actividad refleja en parte los mismos factores que impiden la recuperación en otros sitios.  El crecimiento de la variable Delta ha llevado a muchas partes de China a nuevos cierres y el gobierno ha reintroducido restricciones regionales a los viajes.  Los problemas de la cadena de suministros están previniendo que los manufactureros puedan responder al crecimiento en órdenes con la velocidad deseada.  La escasez de semiconductores y contendores de transporte se han combinado con un brote de Covid-19 en Vietnam, el cual es en sí mismo un poder de la manufactura, para limitar la producción industrial.

En EEUU, la Delta simplemente ha llevado a menor crecimiento debido a que el aumento de casos ha reducido el apetito de gasto de los consumidores.  En Europa, los problemas de suministros han contribuido a un aumento de la inflación.  Según cifras oficiales publicadas esta semana, el ritmo de aumento de precios en la eurozona tocó un máximo en julio.  Esto es en parte debido al “efecto de base” ya que las figuras anuales se están comparando respecto a los niveles deprimidos del año pasado, pero los manufactureros también están siendo limitados por la misma falta de insumos que sus contrapartes chinas.


En China, sin embargo, hay una preocupación adicional sobre el endeudamiento y el posible final de una larga bonanza en el mercado doméstico de viviendas.  Evergrande, el promotor inmobiliario más endeudado de China, ha anunciado que está cerca de la quiebra.  Los constructores en general enfrentan mayores costos financieros.  En parte eso se debe a las medidas del partido Comunista el año pasado para reducir la dependencia de la economía en bienes raíces y limitar el uso de endeudamiento entre los promotores.

En términos generales, el gobierno chino ya no da prioridad al crecimiento como lo hacía antes, sino que intenta en vez recortar las riendas de un capitalismo desbocado, sea a través de limitar el poder de las grandes empresas tecnológicas o luchar contra una creciente desigualdad económica.  Eso se puede entender – una desaceleración en la producción de aluminio también ha sido endilgada a la política gubernamental de reducir la contaminación – pero significará que el país no va a ser el motor de crecimiento global que fue después de la crisis financiera del 2008.  Esta vez, el resto del mundo tendrá que encontrar motores alternativos para impulsar la recuperación.

Derechos de Autor – The Financial Times Limited 2021

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.


MÁS LEÍDAS

Aumentarán beneficios de los foodstamps: Cuándo y cómo aplicar

El lunes 16 de agosto el presidente Joe Biden aprobó un histórico aumento del 25% en los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), popularmente conocidos como food stamp o cupones de comida, que sirven de ayuda para las...

¿Qué hacer si perdiste tu certificado de vacunación?

Todas las personas vacunadas contra el COVID-19 reciben una hoja de papel pequeña, blanca y rectangular como certificado de vacunación, y se les advierte que no la extravíen ni la plastifiquen. Sin embargo, mientras cada vez más lugares exigen comprobante de...


ÚLTIMAS NOTICIAS