La mañana de este viernes, el United Medical Center, ubicado al sureste de Washington DC, presentó una falla eléctrica que obligó a los responsables del centro de salud a trasladar a otro hospital a los pacientes instalados en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Medios locales citaron a Toya Carmichael, portavoz de centro, quien aseguró que la acción llevó a la activación de tres generadores de energía para mantener fresca la temperatura dentro del sitio.

DC se ha visto azotado esta semana por altas temperaturas.

El apagón también tuvo incidencia en algunas zonas del centro de la capital de Estados Unidos.

Según la vocera, las cirugías pautadas para este viernes serían canceladas de ser necesario.

Se estima que los apagones comenzaron a sentirse alrededor de las 4:30 am. Hasta el momento se desconoce cuándo se restablecerá el servicio por completo.

La alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, informó vía Twitter este lunes el cierre durante esa fecha de los sitios públicos donde realizan pruebas de despistaje de COVID-19. La decisión corresponde con las altas temperaturas previstas.

La orden incluyó los sitios del centro de la ciudad, de Anacostia y las estaciones de bomberos. “Se alienta a los residentes a llamar a sus proveedores de atención médica si necesitan una prueba”, exhortó Bowser.

La oficina de Seguridad Nacional y Manejo de Emergencias emitió una alerta de calor excesivo para el Distrito. “Las temperaturas serán peligrosas. ¡Quédese adentro cuando sea posible y manténgase hidratado!”, recomendó vía Twitter.

Bowser informó en un balance en vivo sobre 78 nuevos casos de COVID-19 detectados el jueves, lo que aumenta el total de contagios detectados a 11 mil 649. No reportó muertes adicionales, por lo que esta cifra permaneció en 581.

Informó además que 9 mil 582 residentes de DC han sido liberados del aislamiento. Los datos reflejan un aumento en la propagación comunitaria de COVID-19 en el Distrito.

Asimismo, detalló que personas que viajen a Washington DC desde zonas con focos de COVID-19 deberán estar en cuarentena preventiva durante 14 días.

La medida entrará en vigor a partir del lunes 27 de julio y no aplica para Maryland ni Virginia. La orden intenta evitar mayores contagios de COVID-19 en la ciudad; y se dispuso a propósito del aumento de casos en estados del país y en la capital.

La norma aplicará no solo a visitantes y estudiantes universitarios provenientes de otros estados, sino a los residentes que hayan viajado fuera de la capital por motivos no esenciales y luego regresen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *