NEGOCIOS. Ford es el primer fabricante de automóviles en marcar una ruta para el teletrabajo a largo plazo. | Foto de archivo: EFE/Kai Försterling.

Ford Motor Co. informó que comenzará a aplicar gradualmente un nuevo modelo de trabajo a distancia, siendo uno de los primeros en la industria automotriz, dando a decenas de miles de empleados la opción de continuar haciendo sus actividades desde casa por tiempo indefinido.

El fabricante de automóviles con sede en Dearborn, Michigan, anunció la nueva política durante una reunión virtual en el ayuntamiento el miércoles, un año después de que envió a los trabajadores a casa para esperar a que pasara la pandemia. Explicó que la medida aplicaría a todos los trabajadores que no necesitaran estar en las instalaciones.

El equilibrio entre el trabajo a distancia y en persona dependerá de las necesidades individuales del empleado y de su gerente, dijo David Dubensky, presidente y director ejecutivo de Ford Land, la subsidiaria de bienes raíces de la compañía.

A partir de julio, los empleados de Ford podrán regresar a la oficina para tareas que requieran interacción cara a cara, como proyectos grupales y reuniones, y permanecer en casa para realizar un trabajo más independiente. El objetivo es personalizar los horarios de trabajo para que se adapten mejor a las necesidades de los empleados, comenzó Dubensky.

Unos 30 mil empleados en América del Norte tendrán la opción de seguir con el trabajo a distancia, con horarios flexibles aprobados por sus gerentes.

Lee también: Reserva Federal proyecta una caída del desempleo a 4.5% para final de año

“La naturaleza del trabajo determina si se puede adoptar o no este modelo. Hay ciertos de trabajos que dependen del lugar; es necesario estar en el espacio físico para hacer la labor”, sostuvo Dubensky.

“Tener la flexibilidad de elegir cómo trabajar es bastante poderoso... Depende del empleado tener un diálogo y una discusión con su líder de personal para determinar qué funciona mejor”.

Dubensky dijo que la compañía ha estado monitoreando cómo les va a los empleados con el trabajo remoto durante más de seis meses. Distribuyó encuestas y formó un grupo de expertos para planificar a futuro. Un sondeo de la empresa de junio de 2020 encontró que el 95% de los empleados globales de Ford preferirían una combinación de trabajo en persona y a distancia después de la pandemia, y que muchos de ellos se sentían más productivos y estaban más felices trabajando desde casa.

Ford no requerirá que los trabajadores se vacunen contra el coronavirus antes de regresar a la oficina, dijo Dubensky, pero proporcionará materiales educativos a los empleados sobre la inyección.

Continuará exigiendo controles de temperatura y encuestas de los síntomas del coronavirus de los empleados en sus instalaciones, realizará un seguimiento de los contactos y se adherirá a los protocolos de limpieza hasta que las infecciones por COVID-19 estén bajo control.

Te puede interesar: El IRS aplaza la fecha límite de declaración de impuestos hasta el 17 de mayo

La medida es otra señal de cómo la pandemia ha transformado los empleos, ya que las corporaciones han reevaluado los flujos de trabajo, los recursos de bienestar, los salarios y la compensación por licencia por enfermedad.

El anuncio del miércoles podría motivar a otras empresas a extender sus políticas de trabajo desde casa después de la pandemia. Los empleados de todas las industrias han adoptado la opción de permitirles un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal, recortando sus tiempos de viaje y permitiéndoles más flexibilidad como cuidadores.

Muchos empleadores han estado esperando que las vacunas se generalicen antes de intentar llevar a sus trabajadores de regreso a la oficina. Pero no existe una guía federal sobre cómo las corporaciones deben manejar los problemas sociales, económicos y de salud pública provocados por la pandemia, y las decisiones hasta este momento han sido provisionales.

Un puñado de empresas de tecnología han señalado planes para ofrecer opciones de trabajo remoto. En octubre, Amazon, una de las primeras empresas en pasar al trabajo remoto cuando la pandemia golpeó a Estados Unidos hace aproximadamente un año, extendió la opción para sus empleados de oficina hasta el 30 de junio.

El director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, ha dicho que hasta la mitad de la fuerza laboral de la compañía estaría permanentemente remota dentro de 5 a 10 años.

Pero Ford parece ser la empresa más grande de la industria automotriz en formalizar un trabajo flexible. El portavoz de General Motors, David Barnas, dijo en un correo electrónico que la compañía espera comenzar a traer empleados remotos a la oficina en junio o julio.

“Aunque todavía no hemos anunciado un plan a los empleados, es probable que sea más flexible en función de las responsabilidades de la persona”, dijo Barnas.

En octubre de 2020 Toyota informó a los empleados de la sede de la automotriz japonesa en Estados Unidos en Plano, Texas, que continuarán trabajando desde casa hasta al menos junio de 2021.

Fuente: Hannah Denham/The Washington Post.

Traducción libre del inglés.