Impuestos

El pasado 8 de junio, la ONG ProPublica reveló que los multimillonarios de Estados Unidos pagaban impuestos federales muy bajos en comparación con sus ingresos, un tema de debate desde hace varios años que ha llegado hasta la Casa Blanca.

Para llegar a su conclusión, el grupo sin fines de lucro analizó las declaraciones de impuestos durante tres décadas, datos “tomados en conjunto que derriban el mito fundamental del sistema fiscal estadounidense de que todos pagan su parte justa y los estadounidenses más ricos pagan más”, señala el informe.

ProPublica añade que “los registros del IRS muestran que los más ricos pueden, de manera perfectamente legal, pagar impuestos sobre la renta que representan solo una pequeña fracción de los cientos de millones, si no miles de millones, de lo que sus fortunas crecen cada año”.

El promedio detalla que un hogar con ingresos de $70 mil al año debe pagar un 14% en impuestos; sin embargo, la ONG reveló que “los registros fiscales confidenciales obtenidos por ProPublica muestran que los ultrarricos eluden de manera efectiva este sistema”.

Según ProPublica, estrategias legales de evasión de impuestos habían permitido que los 25 estadounidenses más ricos pagaran únicamente $13.6 mil millones en los cinco años hasta el 2018, a pesar de que el incremento en el valor de sus acciones, propiedades y otros activos aumentó su riqueza colectiva en un monto estimado de $401 mil millones.

La Casa Blanca y los impuestos

Ante la información, Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, manifestó que “hay que hacer más para asegurar que las empresas y los individuos” paguen “una mayor parte de su justa cuota” en impuestos, de la manera propuesta por el presidente Joe Biden.

Elizabeth Warren, la senadora de EEUU por Massachusetts introdujo un proyecto de ley esta primavera para aplicar un impuesto del dos por ciento sobre el patrimonio neto de un individuo por encima de los $50 millones, con un uno por ciento adicional sobre el nivel patrimonial superior a los mil millones.  El presidente Joe Biden ha propuesto incrementos en la tasa impositiva sobre las ganancias de capital y sobre dividendos para aquellos que ganan más de un millón de dólares, pero no ha apoyado el impuesto patrimonial.

Morris Pearl, director de los Millonarios Patrióticos, un grupo de promotores adinerados que abogan por mayores impuestos a los ricos, indicó que el informe refuerza la premisa de que los estadounidenses más ricos “esencialmente puede elegir si pagar o no pagar impuestos”.

ÚLTIMAS NOTICIAS