Corte Suprema de Carolina del Norte

Varios mapas de distritos no tuvieron un punto final en las legislaturas, sino en las Cortes Supremas estatales. En esa máxima entidad judicial de cada estado se desecharon los mapas del Congreso de estados en Ohio, Carolina del Norte y Pensilvania, que fueron elaborados por los republicanos. 

Ahora el partido rojo tiene un objetivo: las elecciones de las Cortes Supremas estatales para poder instalar jueces conservadores en medio de profundas divisiones políticas.

La carrera. Casi 90 escaños de las Cortes Supremas estatales a nivel nacional se cubrirán este año, de acuerdo con la data de Ballotpedia y el control de las cortes superiores en Ohio, Carolina del Norte, Michigan e Illinois están en juego.

  • Este año no solo se renueva el Congreso nacional en noviembre, sino también a nivel estatal algunos estados renovarán el control de legislaturas, gobernación, fiscal general y Corte Suprema.
  • "Lo que está en juego en esta elección va a ser tan alto como la carrera por el Senado", dijo Robert Paduchik, el presidente del partido republicano de Ohio, donde está en juego un escaño abierto en el Senado de Estados Unidos.
  • Las Cortes Supremas estatales desempeñaron un papel importante durante las elecciones de 2020 y sus secuelas, desde las boletas por correo hasta las falsas afirmaciones de fraude electoral del expresidente Donald Trump.

Mayor inversión. El Comité de Liderazgo Estatal Republicano (RSLC, en inglés) planea invertir más de 5 millones de dólares en las contiendas de más alto perfil en los estados. De acuerdo con Reuters, este gasto representaría un récord para el grupo.

  • El portavoz del RSLC, Andrew Romeo, explicó que con esta inversión quieren contrarrestar los esfuerzos que lideraron los demócratas para utilizar demandas judiciales estatales para luchar contra los mapas aprobados por los republicanos.
  • "Sabemos que controlar las legislaturas estatales por sí solo ya no es suficiente para detener la manipulación liberal", dijo Romeo, refiriéndose a la estrategia de los demócratas como "Demandar hasta que sea azul".
  • Las contiendas por las Cortes Supremas estatales registraron casi 100 millones de dólares en gastos entre 2019 y 2020, según un informe del Centro Brennan para la Justicia de la Universidad de Nueva York. Ese total incluía unos 35 millones de dólares de grupos de interés externos.
  • El autor del informe, Douglas Keith, señaló que se espera un gasto aún mayor este año dada la importancia de los tribunales para las agendas partidistas: “Está absolutamente en la mente de las partes interesadas que estos tribunales están posicionados para desempeñar un papel importante en las elecciones de 2024”.

Los demócratas también mueven recursos. Kelly Burton, presidenta del Comité Nacional Demócrata de Redistribución de Distritos (NRDC en inglés), indicó que jueces de ambos partidos han recriminado a los republicanos por "por manipular mapas de manera tan atroz como para evitar elecciones libres y justas".

Tanto el NRDC como otros grupos alineados con los demócratas están reuniendo sus propios recursos para las Cortes Supremas, porque de lo contrario, señalan, los republicanos tendrían el camino abierto para manipular los límites de los distritos a su favor.

Con información de Reuters