Tiroteo de Buffalo: despiden a operadora que colgó el teléfono a empleada del Tops
La gente asiste a un memorial por Ruth Whitfield en Buffalo, Nueva York, Estados Unidos, el 28 de mayo de 2022. La vicepresidenta Harris asiste a un acto en memoria de Ruth Whitfield, víctima del reciente tiroteo en una tienda de comestibles en Búfalo | FOTO: EFE/EPA/Malik Rainey / POOL

Una operadora del 911 fue despedida después de que le colgara el teléfono a una empleada que llamó desde el supermercado Tops, de Buffalo en Nueva York, durante el tiroteo masivo del mes pasado en el que murieron 10 personas.

La operadora del condado de Erie fue puesta en licencia administrativa el mes pasado después de que Latisha Rogers, dijo al Buffalo News y WGRZ que ella llamó al 911 y susurró al despachador con la esperanza de hacer que el funcionario consciente del tiroteo masivo que se desarrolla en la tienda de comestibles. 

  • En lugar de recibir asistencia, Rogers dijo que la persona del 911 la despidió en "un tono muy desagradable". Rogers contó que en medio de su angustia soltó el teléfono, el operador dijo algo que no entendió y colgó el teléfono. 
  • El ejecutivo del condado de Erie, Mark Poloncarz, adelantó a los periodistas el mes pasado que la intención del condado era "despedir a la persona que atendió la llamada al 911, que actuó de forma totalmente inapropiada, sin seguir el protocolo". 
  • Un portavoz del condado confirmó en un comunicado que el jueves se celebró una audiencia en la que la operadora, de nombre Sheila E. Ayers, fue despedida tras ocho años en el Departamento de Servicios Policiales Centrales del condado de Erie.
  • La operadora se disculpó y dijo que la empleada de los Tops había cambiado su historia sobre la llamada al 911 "múltiples veces". Pidió al público que no juzgara antes de disponer de más información.
  • "Me están atacando por una parte de la historia", sostuvo Ayers.

El autor del tiroteo de Buffalo

Esta semana se anunció que Payton Gendron, el joven de 18 años acusado en relación con el asesinato, fue acusado de 25 cargos, entre ellos el de terrorismo doméstico y el de asesinato como delito de odio. 

  • Las autoridades afirman que el presunto supremacista blanco tenía como objetivo el supermercado Tops en el barrio mayoritariamente afroamericano por el odio que albergaba hacia las minorías, alimentado por una obsesión con las teorías conspirativas que proliferan en Internet.
  • El jurado que estudia el caso contra Gendron, que se ha declarado inocente, presentó un cargo de terrorismo doméstico motivado por el odio, 10 cargos de asesinato en primer grado como delito de odio, 10 cargos de asesinato en segundo grado como delito de odio, tres cargos de intento de asesinato en segundo grado como delito de odio y un cargo de posesión criminal de un arma en segundo grado.
  • El sospechoso del tiroteo de Buffalo está acusado de asesinato como delito de odio y de terrorismo doméstico
  • Si es declarado culpable de terrorismo doméstico motivado por el odio, Gendron se enfrentaría a una sentencia automática de cadena perpetua sin libertad condicional.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post