Un cartel de activistas contra el aborto se muestra cerca de la manifestación a favor del aborto en el campus de la Universidad Internacional de Florida, en Miami, Florida, EE.UU. el 27 de junio de 2022 | Foto EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

La Corte Suprema derogó las protecciones federales al aborto y convirtió a los estados en campos de batalla por el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo. En los estados republicanos se extienden las restricciones y los demócratas intentan proteger el procedimiento.

Pero algunos republicanos están preocupados por las posiciones intransigentes y la retórica sobre el aborto y los temas LGBT. Se plantean si el partido está yendo demasiado lejos y se está alejando demasiado de la opinión pública y de los votantes al proyectar hostilidad hacia los homosexuales y no poner en balanza los derechos reproductivos.

Sobre el aborto. La republicana Christine Matthews, también estratega de candidatos del partido, considera que han estado en una “especie de sube y baja”.

  • “El partido toma la delantera en cuestiones socioculturales y luego exagera”, dijo Matthews. “Los republicanos han llevado las cosas demasiado lejos”.
  • Indicó que esas posiciones pueden apoyar implícitamente a los argumentos de los demócratas que señalan que el Partido Republicano quiere llevar a Estados Unidos “de regreso a la década de 1950”.
  • Por ejemplo, los republicanos en el Senado se opusieron a un proyecto de ley federal para evitar que los estados impongan restricciones a las personas que quieren viajar a otros estados a practicarse un aborto.
  • La posición contrasta con la opinión pública: 8 de cada 10 estadounidenses, incluyendo al 64% de los republicanos, dicen que los estados no deberían prohibirles a las personas viajar para conseguir un aborto, de acuerdo con una encuesta de The Washington Post-Schar School, publicada la semana pasada.
  • También existe una incertidumbre en los estrategas republicanos sobre si sus posiciones del aborto pueden alejar a las mujeres como potenciales votantes. El motivo es que otras problemáticas como la inflación superan en relevancia al aborto.
  • “Hablando con, ya sabes, estas mujeres suburbanas con educación universitaria, diría que el problema con el aborto es que la economía todavía es muy importante”, dijo Sarah Longwell, una estratega republicana moderada.
  • La retórica utilizada también es un problema. Por ejemplo, el representante Matt Gaetz se refirió en la Student Action Summit de Turning Point USA a las defensoras del derecho al aborto como "repugnantes" y "odiosas por dentro y por fuera" y que, por eso, son poco atractivas para quedar embarazadas.
  • Un estratega republicano, que habló bajo condición de anonimato, considera que es probable que una declaración no se mantenga tanto hasta el día de las elecciones, a no ser que lo diga una figura de alto perfil. Otros consideran que la retórica ofensiva y degradante se ha convertido en un problema de los republicanos y que, a largo plazo, podría causar daño al Partido.

Sobre temas LGBT. Jennifer Lim, directora ejecutiva de Republican Women for Progress, considera que los republicanos “se están moviendo en la dirección equivocada" en respecto a temas que involucran a la comunidad LGBT.

  • Por ejemplo, leyes que han sido aprobadas en estados como Florida, que limitan las discusiones sobre género, podrían crear la imagen de que el Partido es uno anti-gay. Estas preocupaciones aumentaron cuando el Partido Republicano de Texas definió la homosexualidad como “una opción de estilo de vida anormal”.
  • “Espero que los conservadores y los republicanos no entren en modo reaccionario y realmente escuchen dónde está el público y respondan de manera responsable a las preocupaciones legítimas en lugar de simplemente jugar para la audiencia”, dijo Marco Roberts, un republicano homosexual que preside Texas Conservative Liberty Forum
  • Sin embargo, algunos consideran que podría haber señales de progreso. Charles Moran, presidente de Log Cabin Republicans, un grupo nacional de conservadores homosexuales, apuntó que la ley para proteger el matrimonio entre personas de mismo sexo contó con el apoyo de 47 representantes republicanos.
  • En el Senado están trabajando para conseguir el respaldo de 10 republicanos y poder aprobar la medida.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

ÚLTIMAS NOTICIAS