JD Vance, candidato republicano a senador de Estados Unidos por Ohio, aparece en el escenario de un mitin de Save America con el expresidente Donald Trump en el Covelli Center de Youngstown el 17 de septiembre de 2022 | Foto EFE/EPA/DAVID MAXWELL
COMPARTE

Más que impulsar a sus colegas republicanos, el expresidente Donald Trump podría entorpecer el camino de algunos candidatos en contiendas competitivas en las elecciones de noviembre.

Percepción a la baja. Aunque sigue siendo abrumadoramente popular entre los republicanos, Trump no está en su mejor momento. Las investigaciones a su alrededor, como la de los documentos gubernamentales incautados en Mar-a-Lago, han hecho que su aprobación se desplome, incluso entre los votantes independientes

  • Una nueva encuesta de NBC News publicada el domingo encontró que solo 34% de los votantes registrados dijo tener una visión positiva de Trump, en comparación con 54% que dijo tener una visión negativa de él. Se trata de la cifra más baja de Trump en este estudio desde abril de 2021.
  • Otras encuestas muestran el panorama al que se enfrenta. Un estudio de la Universidad de Quinnipiac realizado en agosto encontró que la mitad de los estadounidenses considera que Trump debería ser procesado por su manejo de documentos clasificados después de dejar la Casa Blanca, incluido 52% de los votantes independientes.
  • Una encuesta de NPR-Marist publicada a principios de septiembre señala que 67% de los independientes no quieren que Trump se postule nuevamente como candidato presidencial.

En las intermedias. Durante las elecciones primarias Trump se dedicó a respaldar candidatos para remodelar el Partido Republicano. Nominados en carreras definitivas para la mayoría del Senado como Herschel Walker (Georgia), Blake Masters (Arizona), JD Vance (Ohio) y Mehmet Oz (Pensilvania) están estrechamente relacionados con el nombre del expresidente.

  • Pero los candidatos tendrán que superar la tendencia de que los votantes de Trump no se presenten en masa cuando el expresidente no está en la boleta electoral. Por ejemplo, la participación decayó en 2018 y los republicanos perdieron la mayoría de la Cámara de Representantes.
  • Un exasistente de campaña de Trump argumentó que el valor de Trump depende del estado. Señaló a Ohio y Georgia como estados más rojos donde ayudó a ganar la nominación a Vance y Walker, y podría marcar la diferencia en una elección general.
  • Pero en estados más morados, que tienden a cambiar, como Arizona y Pensilvania, Trump podría ser más perjudicial, reconoció el exasistente.
  • Un estratega republicano en Arizona expresó su escepticismo acerca de si Blake Masters, candidato al Senado, podrían ampliar su atractivo más allá de los votantes incondicionales de Trump para ganar en un estado que envió a la senadora demócrata Kyrsten Sinema a Washington y respaldaron por poco a Biden en 2020.
  • Nevin Nayak, presidente del Center for American Progress Action Fund, advirtió que la agenda MAGA, que pone en duda la integridad electoral, perjudicará a los republicanos en noviembre.
  • “Habiendo concluido la temporada de primarias... las elecciones generales están oficialmente sobre nosotros”, escribió Nayak. “La peligrosa agenda MAGA les está dando a los votantes una opción muy clara este noviembre, y eso le está causando grandes dolores de cabeza al Partido Republicano”.

Trump confiado. El expresidente rechazó cualquier sugerencia de que su figura no ayude a los candidatos republicanos.

  • “Tanto JD Vance como el Dr. Oz me pidieron que hiciera grandes mítines para ellos en Ohio y Pensilvania, respectivamente, y lo hice”, escribió Trump en una publicación durante el fin de semana en Truth Social, una red social promovida por él tras su expulsión de Twitter.
  • “Ambos candidatos querían esto y yo, como de costumbre, lo entregué. Todos los candidatos republicanos quieren mítines. Sin los mítines y, lo que es más importante, sin los respaldos, la mayoría perdería”, agregó.
  • Trump realizó un mitin en Ohio en respaldo a Vance el fin de semana y tiene previsto hacer eventos similares en Michigan y Carolina del Norte.

Fuente principal de la noticia: The Hill

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS