UnidosUS
INFORMACIÓN. Se recomienda revisar las fuentes detrás de cada noticia/Pixabay
COMPARTE

El problema de la desinformación no es nuevo ni exclusivo, pero en Estados Unidos (EEUU) el fenómeno ha tomado fuerza. A tal punto que es un tema inevitable conforme el país se acerca a la celebración de las elecciones de mitad de periodo el próximo 8 de noviembre. 

Aunque en ocasiones parece una batalla perdida, para la organización UnidosUS hay formas de ganarla. Así lo indicó en entrevista con Rafael Ulloa, vicepresidente de Contenido de El Tiempo Latino, Claudia Ruiz, la analista senior de Derechos Civiles de la organización que trabaja para empoderar a la comunidad hispana en EEUU. 

De acuerdo con Ruiz, para no ser víctimas de la desinformación, la responsabilidad pasa tanto por los canales informativos como por los votantes. 

Información de calidad

"Lo más importante es publicar la mayor cantidad posible de información de calidad, verdadera y fiable", comentó la experta de UnidosUS. "Asegurarnos de ponerlo en todos los canales que tenemos a nuestra disposición. Esto incluye las plataformas de redes sociales, los medios de comunicación en línea, la radio, la televisión y los medios impresos".

De acuerdo con Ruiz, "siendo una comunidad tan diversa y colorida, deberíamos encontrar cada vía por la cual podamos conectarnos y realmente hablar con los votantes latinos y al mismo tiempo, creo que es importante que los medios  de comunicación actúen con debida diligencia, y realmente conecten y entiendan los temas que más les importan a los latinos".

Quienes reciben la información

Del lado de los hispanos que día a día se ponen al tanto con lo ocurrido, también hay tareas por cumplir. A juicio de la especialista, "lo primero es realmente prestar atención a quién le habla, la información particular que está escuchando. Creo que ese es un marcador muy fácil para empezar. ¿Es una fuente de confianza? Y una forma de saber si es una fuente confiable es haciendo una comprobación de hechos de la vieja escuela". 

Pese a la numerosas denuncias por desinformación, la entrevistada indicó "eso es algo que ciertos medios y plataformas han empezado a hacer. Como poner una especie de etiqueta de comprobación de hechos sobre el contenido que podría ser cuestionable. Esa es una forma de llegar a esto y de identificar si una fuente es alguien que puede ser una fuente fiable o no".

Desarrollo esperado

Al tratarse de un fenómeno de larga data, no son pocos los medios y plataformas que se han organizado para hacer frente a un problema que abarca a millones de personas en todo el país.

"Creo que una cosa buena sobre las formas en que nuestro ecosistema de medios de comunicación ha evolucionado y diversificado es que es fácil buscar a través de los canales y saber de lo que están hablando, lo que realmente se dice en todos los sitios, y no necesariamente solo en uno", celebró Ruiz.

Sin embargo, hay cosas que se deben resolver aún.

Recibir información de calidad es sinónimo de claridad al momento de tomar decisiones. O al menos así lo ve la experta en materia electoral. “Es importante tomarse el tiempo, aunque sea un poco, para planificar cómo votará este noviembre", aseveró. 

"Parte de la elaboración de ese plan también implica estar informado. Averiguar cuáles son exactamente sus cinco inquietudes principales, de tres a cinco prioridades. ¿Quiénes son los candidatos que mejor reflejan esas prioridades y tienen posiciones que reflejan su propio tipo de valores y objetivos? Y luego, de nuevo, asegurarse de realmente participar y movilizarse y hacer que se escuche su voz", cerró.

Sponsored by UnidosUS Action Fund

COMPARTE