Defensores y activistas han indicado que las nuevas reglas afectan desproporcionadamente a la comunidad afroamericana / Fotos: Pexels
COMPARTE

A un día de las elecciones, los votantes afroamericanos expresan temor y preocupación por las nuevas leyes electorales promulgadas por el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

El gobernador no solo introdujo nuevos cambios que afectan los procesos para asistir a los votantes, sino que creó una policía electoral, misma que ha sido criticada por expertos al argumentar que el estado tiene un sólido sistema electoral. 

Las nuevas reglas

Este martes, Florida tendrá su primer evento electoral después de haber sido aprobadas una serie de legislaciones que afectarán a los votantes del estado sureño. Defensores y activistas han indicado que las nuevas reglas afectan desproporcionadamente a la comunidad afroamericana, reseñó The Washington Post

  • En Florida es permitido que una persona  entregue las boletas electorales de hasta dos familiares inmediatos. Sin embargo, ahora se deben llenar rigurosos formularios y quienes ayudan a sus familiares ahora temen que el más pequeño error les pueda costar un arresto. 
  • Las nuevas restricciones también afectan a las organizaciones que ofrecían asistencia en la participación electoral. Los votantes afroamericanos, más que cualquier otro grupo demócrata, acostumbran a registrarse a través de eventos de organizaciones, en iglesias y supermercados. Este año, esas organizaciones podrían ser multadas con hasta $50 mil. 
  • LaVon Bracy, directora de democracia de la organización Faith in Florida, dijo que por años ha ayudado a llevar boletas electorales a las oficinas correspondientes para quienes no confían en el sistema de correos o no pueden llevarlas ellos mismos.
  • DeSantis llamó a esta práctica “recolección de boletas” y este año, firmó una ley que lo convierte en un delito grave de tercer grado, que podría costar desde una multa de $5 mil hasta cinco años de prisión. 

Otra nueva ley  reemplaza las urnas electorales con “estaciones seguras de recepción de boletas”. Estas están abiertas sólo durante  horas específicas y deben ser atendidas por un funcionario electoral. Defensores señalan que esto afecta más a los votantes de color, quienes confían más en las urnas regulares y cuyos horarios laborales no les permiten votar en los horarios en los que funcionan estas “estaciones seguras”. 

¿Qué dicen?

Los críticos de DeSantis dicen que manipuló las elecciones de Florida para favorecer su filosofía personal: que votar es mejor en persona y favorece a su partido.

  • Según un estudio del Instituto LeRoy Collins de la Universidad Estatal de Florida en 2020, el 53 % de los demócratas usaron boletas por correo, en comparación con el 34% de los republicanos y el 43% de los que no tienen afiliación partidista.
  • El verano pasado, una nueva Policía Electoral creada por DeSantis empezó a funcionar en el estado, con el arresto de 20 personas exconvictas quienes, supuestamente, votaron ilegalmente en 2020 y quienes no podían ejercer este derecho por haber cometido delitos graves de agresión sexual o asesinatos. 
  • “Son 20 personas entre millones de votantes”, dijo Michael McDonald, experto en votaciones y profesor de ciencias políticas en la Universidad de Florida. Asegura que los arrestos “son intrascendentes para la integridad del sistema electoral”, afirmó McDonald.
  • Varias de las personas arrestadas señalaron que habían acudido a los centros de registro de votación e incluso pasaron por verificaciones de elegibilidad y le fueron otorgados sus tarjetas de identificación de votante.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS