GREENE. En enero de 2022, fue suspendida su cuenta en Twitter por publicar información errada sobre la vacuna del COVID-19. Foto: EFE
COMPARTE

En un acontecimiento reciente, la republicana de Georgia Marjorie Taylor Greene ha cambiado su punto de vista sobre la divulgación de las imágenes del incidente del Capitolio del 6 de enero de 2021.

Greene, que anteriormente había abogado por la divulgación pública del video, sostiene ahora que hacerlo podría comprometer la seguridad del Capitolio y poner en peligro a numerosos ciudadanos estadounidenses. El cambio de postura se produjo durante su entrevista con Real America's Voice.

Las aprensiones de Greene se centran principalmente en la seguridad de las personas presentes en el Capitolio durante el asalto, pero que no participaron en actos delictivos ni entraron en el edificio. Le preocupa que grupos como Sedition Hunters puedan explotar las imágenes para atacar y dañar a estas personas inocentes.

Republicanos censuran a Marjorie Taylor Greene en el Comité de Seguridad Nacional

Este cambio de opinión se produce después de que Greene anunciara el miércoles que las grabaciones se distribuirían a tres medios de comunicación, identificando a Just the News y American Greatness, pero sin revelar el nombre del tercer medio.

Anteriormente, el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, proporcionó más de 44 mil horas de video del acto del 6 de enero al ex presentador de Fox News Tucker Carlson. Este último recibió críticas por calificar los incidentes retratados en los videos de "disturbios principalmente pacíficos".

El jefe de la policía del Capitolio, Thomas Manger, también ha denunciado anteriormente a Tucker Carlson por su descripción del asalto del 6 de enero en el video.

La decisión de Greene de dar marcha atrás en su postura sobre la difusión del video del 6 de enero ilustra su alineamiento con los legisladores de la corriente dominante, que con frecuencia modifican sus posturas sobre diversos temas.

Si bien su petición inicial de que se difundieran las imágenes estaba motivada por la búsqueda de transparencia, sus recientes comentarios denotan una creciente aprensión ante las posibles repercusiones de hacer públicas las grabaciones.

A medida que persiste el debate sobre la divulgación del video del 6 de enero, el equilibrio entre apertura y seguridad se hace cada vez más crucial para los legisladores y el público en general. La cuestión no resuelta es si los posibles peligros de difundir las imágenes superan las ventajas de revelar lo ocurrido durante el asalto al Capitolio.

Mientras tanto, el cambio de punto de vista de Greene subraya las complejidades y los obstáculos a los que se enfrentan los legisladores en sus esfuerzos por abordar las secuelas del ataque del 6 de enero, garantizando al mismo tiempo la seguridad de todos los ciudadanos estadounidenses.

COMPARTE
últimas noticias


Sucesos

El caso de Hickman's Family Farms

MS-13: "Te unís o te morís"


Política

La representante Tricia Cotham deja el Partido Demócrata para unirse al Republicano


Nacional

En Florida preparan ley contra los periodistas y medios de comunicación