Inflación

Este miércoles la Oficina de Presupuesto del Congreso dio a conocer que, según la última estimación publicada, el Senado recortó $66 mil millones del $1,9 billones de la medida de alivio COVID-19.

“Si bien $66 mil millones en recortes normalmente se considerarían una alteración significativa en el tamaño de un paquete de gastos, equivalía a una gota en un balde para el enorme proyecto de ley de estímulo”, reportó The Hill.

En principio, se esperaba que el estímulo que la Cámara de Representantes había aprobado aumentaría el déficit en $1.921 billones “en el transcurso de una década”, pero la versión que el Senado modificó y que se aprobará el día de hoy redujo el costo total a $1.855 billones.

Cambios significativos

El Senado redujo el beneficio de desempleo de $400 semanales a $300, así como eliminó la propuesta de establecer el salario mínimo federal en $15.

Entre las correcciones que se hicieron en el Senado se encuentra la reducción de ingresos del más reciente año fiscal tanto para individuos como para parejas. El proyecto señala que aquellas personas que ganen hasta $75.000 y las parejas que ganan hasta $150.000 son elegibles para los $1.400; pero el Senado modificó la condición y las personas que perciban un ingreso de más de $80.000 o parejas que ganan más de $160.000 no recibirán el apoyo.

Cheques de estímulo

La Casa Blanca dijo el martes que la firma del presidente Joe Biden no aparecería en los pagos de estímulo de $1.400 que se enviarán a millones de familias estadounidenses como parte del paquete de ayuda de la administración, una reversión del precedente establecido bajo el expresidente Donald Trump.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas el martes que los pagos aprobados por Biden serían firmados por un funcionario de carrera de la Oficina de Grabado e Impresión, una oficina dentro del Departamento del Tesoro. Se espera que la Cámara vote sobre el plan de estímulo de $1.9 billones tan pronto como el miércoles, poniéndolo en camino de ser promulgado por Biden la próxima semana.

La decisión marca un retroceso de la administración Trump. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, incluyó la firma de Trump en la línea de memorando de los pagos aprobados en marzo del año pasado, así como una carta efusiva firmada por Trump que se atribuye el beneficio.

Psaki dijo el martes que incluir el nombre de Biden en los cheques retrasaría su desembolso, algo que los funcionarios del Tesoro de Trump negaron rotundamente.