El senador demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin sale de una reunión con el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer en Washington DC el 15 de diciembre de 2021 | Foto EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Hace un año, los demócratas fervientemente discutían sobre un proyecto de gran magnitud: Build Back Better. Un gran paquete de gastos con inversiones en salud, educación, migración y un apartado especial dedicado a la lucha contra el cambio climático. 

El BBB fue el centro de la agenda de Biden, pero semana tras semanas los desacuerdos entre el partido azul, sobre todo con el senador moderado Joe Manchin, fueron apagando la legislación, que llegó a punto muerto en diciembre de 2021.

Ahora los demócratas, que están a punto de confirmar a Ketanji Brown Jackson como la primera mujer afroamericana en integrar la Corte Suprema de Estados Unidos, dicen que intentarán nuevamente reconstruir la legislación que esté en consenso con Manchin, un movimiento importante antes de que la batalla por la mayoría del Congreso se desate en noviembre en las elecciones intermedias.

“Alta prioridad”. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, dijo que resucitar este paquete de gastos es “alta prioridad” para el caucus demócrata, reseñó Político.

  • El senado Manchin es receptivo a un proyecto reducido que incluya impuestos a las corporaciones multimillonarias, así como la popular medida de reducción de precios de los medicamentos recetados.
  • Antes, su mayor preocupación al respecto era el control de la inflación, tomando en consideración que el proyecto costaba 1,7 billones de dólares.
  • Manchin, además, quiere que la mitad de los ingresos se destinen a la reducción del déficit fiscal. Si los demócratas logran aprobar el paquete, lo venderían como una ley para reducir costos, en medio de una creciente preocupación por los votantes sobre la economía y el manejo de la administración Biden.

Una última oportunidad. Los demócratas impulsaron la legislación en conjunto con la ley de infraestructura, que al final llegó al escritorio de Biden sin Build Back Better, que además estaba siendo negociada bajo el paraguas de la “reconciliación presupuestaria”, una medida para evitar el obstruccionismo republicano, pero que obliga a todos los demócratas estar totalmente de acuerdo con el contenido de la legislación.

  • Esta podría ser la última oportunidad que tienen los demócratas de aprobar una ley de peso, antes de que expire la reconciliación el 1 de octubre y cambie drásticamente la configuración del Congreso tras las elecciones.
  • “Todavía tenemos la oportunidad de hacer algo no sólo significativo, sino sin precedentes. Y creo que deberíamos usar toda la energía posible que tenemos para hacer eso”, dijo el Senador Bob Casey.  “Abril y mayo son una buena ventana para hacerlo. Si fue un poco más tarde que eso, bien. No creo que esto deba alargarse durante cuatro o cinco meses”.
  • La senadora Tina Smith lo ve posible: “No puedo decir exactamente lo que creo que se incluiría, pero caramba, desde principios de enero he estado diciendo que averigüen dónde tienen 50 votos y háganlo. Joe ha estado diciendo que quiere resolverlo”.

Con información de Politico.