El candidato demócrata al Senado de los Estados Unidos por Pensilvania, John Fetterman | Foto Twitter @JohnFetterman

Los demócratas de Pensilvania anticipan una carrera reñida para obtener el escaño que los representará por este estado en el Congreso de Estados Unidos. John Fetterman ganó las primarias del partido azul con un amplio margen: 58,9%, un número fuerte cuando se midió entre aspirantes más.

Pero del lado republicano, aún no hay candidato definido. Mehmet Oz va a la cabeza con 31,2%, pero le sigue muy de cerca David McCornick con 31,1%. Se han reportado más del 95% de los votos, de acuerdo con The New York Times, y es posible que vayan a un recuento de votos.

A las elecciones generales. Pero independientemente de los que ganen del lado republicanos, los demócratas avizoran que la contienda en noviembre será una pelea a “puño limpio”.

  • “Esta será una pelea de campeonato de peso pesado increíblemente dura con dos personas golpeándose hasta la muerte, y durará 15 asaltos”, dijo el estratega demócrata de Pensilvania, Neil Oxman. “Cuando estos muchachos terminen, a ambos los van a echar a patadas”. 
  • El presidente Biden emitió un comunicado indicando que los demócratas están unidos alrededor de Fetterman. “Elegir a John para el Senado de los Estados Unidos sería un gran paso adelante para los trabajadores de Pensilvania. Los demócratas están unidos en torno a John, quien es un candidato fuerte, realizará una carrera difícil y puede ganar en noviembre”.

Proyecciones. Es probable que el entorno político de este año favorecerá en gran medida a los republicanos dados los bajos índices de aprobación de Biden, alimentados por una inflación récord. Usualmente el partido que no ocupa la Casa Blanca suele ganar escaños en las elecciones intermedias.

  • “El partido que está en la Casa Blanca siempre tiene dificultades en esa primera elección fuera del año”, señaló Mustafa Rashed, un estratega demócrata de Pensilvania.
  • Incluso la campaña de Fetterman reconoce que el año podría ser difícil para los demócratas. Prevén que este año se ponga a prueba una teoría de que la imagen física y la marca personal de un candidato podrían pesar más que el entorno político nacional.
  • “En una dura elección intermedia en la que los demócratas tradicionales tendrán dificultades, John no tiene que convencer a la gente de que no es como otros demócratas u otros políticos; pueden verlo por sí mismos”, dijo Joe Calvello, vocero de la campaña de Fetterman.
  • “John es un fenómeno raro: un demócrata leal que tiene seguidores que cruzan las líneas partidistas, y cuya popularidad no está necesariamente ligada a la popularidad del Partido Demócrata”. 

Con información de The Hill

ÚLTIMAS NOTICIAS